¿Cómo actuar ante un incumplimiento contractual entre empresas?

¿Qué ocurre cuando hay un incumplimiennto contractual?Una pyme realiza muchos contratos, civiles o mercantiles, a lo largo del año. En muchas ocasiones las empresas se enfrentan a incumplimientos o ellas mismas se ven afectadas por reclamaciones porque la otra parte considera que no se ha cumplido lo acordado. Por ello, queremos ayudarle a entender cuándo se produce un incumplimiento y qué remedios existen.

Todo contrato establece una serie de obligaciones para cada una de las partes. Cuando una parte incumple con las obligaciones asumidas en el contrato, la otra tiene derecho a exigir el cumplimiento o resolver el contrato y, en todo caso, obtener una indemnización por los daños y perjuicios sufridos. Por tanto, para una pyme es necesario entender cuándo estamos ante un incumplimiento y cuáles son las alternativas para exigir sus derechos.

Para que exista un incumplimiento contractual se debe dar dos circunstancias:

a) El incumplimiento en sentido material, es decir, no se cumple con la obligación asumida o se hace de forma parcial, irregular o defectuosa. También hay incumplimiento cuando, por ejemplo, el bien no es apto para el fin que se adquirió (por ejemplo, se compra una máquina para cortar mármol, pero esa máquina no es capaz de cortar un mármol de dureza media). Cabe destacar que determinados contratos pueden considerarse cumplidos, aunque no logren el fin pretendido, especialmente en contratos de prestación de servicios.

b) Dicho incumplimiento ha de ser imputable a una de las partes, una de ellas debe asumir las consecuencias. Se le imputará el incumplimiento cuando haya dolo (incumplimiento voluntario), culpa o negligencia (no se ha actuado con la diligencia debida) y también en casos objetivos (cuando no haya culpa ni dolo, pero se exija un deber, por ejemplo, se incumple por causa de un empleado, un bien que se malogra en un almacén y existe un deber de custodia, etc.). El incumplimiento no será imputable a ninguna parte cuando ocurra por fuerza mayor o caso fortuito, es decir, por un hecho que no se puede prever ni evitar.

Soluciones ante incumplimiento

Cuatro son las soluciones que tiene la parte perjudicada por un incumplimiento:

a) Cumplimiento forzoso. La parte que insatisfecha tiene derecho a pedir que la otra parte cumpla con la obligación, termine lo que realizó parcialmente, cumpla de forma correcta lo que hizo irregularmente o repare lo que hizo defectuosamente. Para ello, podrá acudir al uso de la fuerza coercitiva a través de los tribunales. No obstante, aunque la parte insatisfecha pida el cumplimiento, puede que en determinados casos los tribunales no lo estimen oportuno, por ejemplo, si el cumplimiento regular de la obligación tiene un coste más elevado que indemnizar por el valor del bien.

b) Indemnización de daños y perjuicios. Consiste en el pago de una cantidad de dinero para la reparación de los daños sufridos. Éstos consistirán tanto en el daño emergente, como el daño realmente sufrido, así como el lucro cesante, los beneficios que no se han obtenido por causa del incumplimiento (por ejemplo, una empresa realiza una compra de mercancías pero no recibe el tiempo pactado dichas mercancías, perdiendo la oportunidad de revenderlas y el beneficio que con ello hubiera tenido). Además, son indemnizables supuestos tales como:

– gastos en que se hubiera incurrido a causa del contrato;

– si por causa de dicho contrato se realizó una inversión específica;

– el coste de oportunidad. Los daños deben probarse y cuantificarse para que den origen a la indemnización.

c) Cláusula penal. Es una cláusula que se incluye en el contrato, por la que se prevé una indemnización en dinero para el caso de que una de las partes incumpla con sus obligaciones. Hay que tener en cuenta que las cláusulas penales pueden ser moderadas por un juez si considera la penalización dineraria excesiva.

d) Resolución del contrato. Este remedio permite a la parte perjudicada no cumplir con sus obligaciones como respuesta al incumplimiento de la otra parte. Si el contrato se resuelve, las partes deberán restituirse mutuamente y volver a la situación anterior al contrato. Ahora bien, la parte perjudicada por el incumplimiento del otro, tiene derecho a ser indemnizada por los daños y perjuicios. Para poder acceder a este remedio, no es suficiente cualquier incumplimiento o un mero retraso. Ha de tratarse de un incumplimiento de una obligación principal, un incumplimiento grave y esencial, importante para la economía del contrato, etc. Además, la parte que se considere perjudicada debe haber cumplido con sus obligaciones, no puede haber un incumplimiento previo.

Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica, lo orientamos para que en todo momento este prevenido frente a incumplimientos o, una vez producidos, le asesoramos para que pueda elegir el mejor medio.

 ¿Hablamos?

 Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

4 comentarios para “¿Cómo actuar ante un incumplimiento contractual entre empresas?”

  • Richard Rondon:

    Hola me gustaria saber si hay ayuda compramos una franquicia y las personas no han cumplido con lo acordado nos vendieron unas maquinas y al momento de entregarnos los equipos nos dieron unos totalmente diferentes de menos potencia y ha pasado una semana y no nos responden por ninguna via, aun no abrimos y por su tardanza tendremos que pagar alquiler sin haber producido nada

    • Buenos días Richard,

      En relación a lo que usted nos consulta y con los datos que usted nos facilita se deduce que hay un incumplimiento por la otra parte. En tales casos usted tiene derecho a solicitar el cumplimiento de los términos del contrato o la resolución del mismo, en todo caso con resarcimiento por los daños y perjuicios que se le hayan ocasionado. Para determinar qué medidas son las más correctas y valorar bien las consecuencias del incumplimiento, sería necesario estudiar el contrato, en especial si hay previsión para los casos de incumplimiento contractual por las partes y sus consecuencias, y determinar correctamente cómo se han producido los hechos.

      Si usted lo desea puede ponerse en contacto con nosotros y tras una reunión podríamos informarle más detalladamente.

      Reciba un cordial saludo,

      Óscar Soria.

  • JOSE CARLOS MORENO LINARES:

    Buenos días, el día 17/12/2016, compré un vehículo a una casa de compra-ventas. A los dos días me lo entregaron sin funcionalidad de las aplicaciones de la pantalla digital, y de una luz interior. Una vez me entregaron el vehículo, en el trascurso a mi domicilio, surgieron dos averías, rotura de la polea del cigueñal y cambio del tapón y junta del depósito del aceite. ¿Sería motivo suficiente para reclamarles el dinero entregado por Incumplimiento de Contrato?

    Atentamente

    José Carlos Moreno

    • Buenos días, con los datos que nos da resulta complicado darle una contestación en firme. En principio para que exista un incumplimiento de contrato, el incumplimiento ha de ser grave, habría que ver, por tanto, la importancia de dichas averías y cómo afectan al funcionamiento del vehículo. En todo caso, sí está legitimado para que le reparen el vehículo y se lo entreguen en perfecto estado. Si quiere que estudiemos su caso póngase en contacto con nosotros en y le podremos dar la mejor solución para sus intereses.

      Gracias por su comentario. Reciba un cordial saludo,

      Óscar Soria.

Deja un comentario

Confinem