¿Cómo alargar la vida útil de los alimentos?

Alargar vida alimentosEn la actualidad, el consumidor presenta una mayor demanda por productos con una vida útil más larga que asegure el mantenimiento de sus características nutritivas, higiénico-sanitarias y organolépticas durante mayor tiempo. Esto lleva a la industria alimentaria a desarrollar nuevos productos y tecnologías de procesado y conservación con el fin de asegurar un puesto en el mercado.

Desde la antigüedad, el hombre ha hecho constantes esfuerzos para alargar la vida útil de los alimentos que consumía siendo el salazón, el ahumado y el curado, métodos que tradicionalmente usaba. Sabemos que con la conservación se consigue evitar la acción de microorganismos y enzimas que alteran las características originales y por ello a lo largo de la historia se han ideado diversas fórmulas de conservación siendo algunas de ellas recientes avances de la ciencia y de la tecnología.

¿Cuáles son las tendencias de mercado?

El objetivo de la conservación de alimentos es conseguir el control de las diversas reacciones que, por efectos físicos, químicos o biológicos tienen lugar en los alimentos. Veamos algunos de los métodos más empleados:

1. Atmósferas Modificadas: de entre todas las tecnologías de conservación de alimentos, una de la que más éxito está teniendo es la utilización de las atmósferas modificadas. Consiste en eliminar o sustituir el aire del envase que rodea al producto por un gas o una mezcla de gases que mejora el mantenimiento y la calidad del producto. El vacío, ampliamente utilizado, es otro tipo de atmósfera en la cual el aire del interior del envase es eliminado con el fin de prevenir el crecimiento de microorganismos aerobios y las oxidaciones.

2. Conservación mediante aditivos: Se trata de una sustancia añadida intencionadamente a los alimentos. Se utilizan para mejorar alguno de los aspectos del alimento, como son el tiempo de conservación, la mejora del sabor, del color, de la textura, etc.

3. Técnicas de conservación por calor: sigue siendo uno de los métodos más utilizados consiguiendo una larga duración del alimento. El objetivo de estas técnicas es destruir microorganismos, toxinas y enzimas.

4. Técnicas de conservación por frío: el objetivo es detener o ralentizar la proliferación de microorganismos, las reacciones enzimáticas y la actividad celular. Cabe destacar que el frío destruye los parásitos pero no los microorganismos.

5. Conservación mediante deshidratación: consiste en la pérdida o eliminación de agua consiguiendo con ello una reducción de su actividad. Al disminuir la actividad de agua disponible para los microorganismos se dificulta su supervivencia.

6. Conservación química: están basados en la adición de sustancias que actúan modificando químicamente el producto, por ejemplo acidificando el alimento al disminuir el pH o reduciendo la actividad de agua al adicionar cloruro de sodio.

7. Conservación por irradiación: consiste en la aplicación de radiaciones ionizantes modificándose con ello los procesos normales de las células en el alimento y consiguiendo inhibir el crecimiento de microorganismos.

8. Nuevas tecnologías: se caracterizan por no dejar residuos y producir alteraciones mínimas en las características organolépticas del producto pero que, a su vez, inhiben con eficacia el crecimiento de los microorganimos. Algunas de las nuevas tecnologías son el uso de altas presiones, los pulsos electromagnéticos o los tratamientos óhmicos.

¿Qué beneficios le aporta a una pyme la conservación de los alimentos?

Los fabricantes de productos alimenticios tienen la responsabilidad de determinar la vida útil y etiquetar sus productos consecuentemente. El conocimiento de las diferentes técnicas de conservación, la elección y el empleo adecuado de estas repercute favorablemente en las empresas alimentarias ya que permite alargar la vida útil de los productos que generan lo que se traduce en una mejora en la calidad y seguridad alimentaria desencadenando un aumento de productividad.

El equipo de consultores del área de Calidad y Seguridad Alimentaria de Confinem, nos ponemos a su disposición para ayudarle a escoger los mejores métodos de conservación que proporcionen a su negocio un aumento de vida útil en sus productos.

 ¿Hablamos?

 Verónica Peraile

Consultora  de Calidad y Seguridad Alimentaria de Confinem

Deja un comentario

Confinem