¿Cómo puede proteger sus inventos la pyme?: Los modelos de utilidad

Modelos de utilidadPara las pymes, que no pueden realizar grandes inversiones en I+D+i, los modelos de utilidad pueden ser el instrumento adecuado para proteger sus invenciones. ¿Pero qué son y qué protegen los modelos de utilidad?, ¿qué diferencias hay entre patentes y modelos de utilidad? Conocer estas cuestiones ayudará a decidir entre la conveniencia de registrar un invento mediante patente o modelo de utilidad.

¿Qué puede ser objeto de protección de un modelo de utilidad?

Los modelos de utilidad están regulados en la Ley de Patentes, y guarda muchas similitudes con el diseño industrial, como ya dijimos en el artículo correspondiente. Mediante los modelos de utilidad se protegen las invenciones, que siendo nuevas, consisten en dar a un objeto una configuración, estructura o constitución que otorgue una ventaja prácticamente apreciable para su uso o fabricación. Es decir, consiste en realizar un diseño que además otorgue una ventaja técnica para su uso o fabricación, no debe ser un diseño con fines de ornamentación o presentación de un producto.

Los requisitos exigidos por la Ley son:

a) Novedad: esto es, cuando no está comprendido en el estado de la técnica. El estado de la técnica está compuesto por todo aquello que haya sido publicado de forma oral, escrita o por cualquier medio, en España a fecha de presentación de la solicitud.

b) Actividad inventiva: si la invención no resulta muy evidente a un experto teniendo en cuenta el estado de la técnica.

c) Debe tener aplicación industrial.

La Ley realiza una enumeración, no exhaustiva, de objetos que pueden ser protegidos como modelos de utilidad, siempre que reúnan los requisitos anteriores, siendo estos: los utensilios, instrumentos, herramientas, aparatos, dispositivos o partes de los mismos.

Los modelos de utilidad se consideran generalmente como el derecho de propiedad industrial más adaptado para las pymes, puesto que protegen mejoras “menores” en objetos ya existentes o adaptaciones de los mismos.

Diferencias entre patentes y modelos de utilidad.

Ambas derechos se regulan en la misma Ley, tan solo se dedican unos 12 artículos (del 143 al 154, ambos inclusive), a los modelos de utilidad. Así pues, los derechos que confieren, las obligaciones que se derivan de la concesión del mismo, la protección que se confiere ante una violación del derecho, así como transmisión de los derechos y las licencias, son los mismos para una patente que para un modelo de utilidad. Para todas estas cuestiones nos remitimos al artículo que dedicamos a las patentes.

De forma somera veamos las diferencias entre ambos derechos:

a) El modelo de utilidad se manifiesta a través de la forma, estructura o constitución (diseño) para obtener una ventaja técnica, y no satisfaga los requisitos de patentabilidad.

b) El periodo de protección de un modelo de utilidad es de 10 años no prorrogables, frente a los 20 años, sin posibilidad de prórroga, de la patente.

c) El procedimiento es más sencillo, y no se exige informe sobre estado de la técnica.

d) Los costes son inferiores en los modelos de utilidad.

e) Los productos químicos, los alimentos y los procedimientos no son protegibles mediante el Modelo de Utilidad. Para verlo con un ejemplo: una pintura para prevenir el moho no sería objeto de modelo de utilidad, pero sí la brocha para extenderla si presenta una innovación.

 Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica, le ofrecemos el mejor asesoramiento para que su pyme pueda registrar sus invenciones y/o tener salvaguardados los derechos que los modelos de utilidad le otorga.

 ¿Hablamos?

 Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

Deja un comentario

Confinem