¿Cómo puede su pyme contratar con la administración?

Adm. PúblicaUno de los nichos en los que una pyme puede competir es en el de los contratos públicos. En España existen unos 10.000 organismos (ayuntamientos, administraciones autonómicas, estatales, empresas públicas, universidades, etc.) sometidos a la Ley de contratos del Sector Público, todos necesitan realizar contratos públicos en los que las pymes pueden participar. Ahí pues, existe una posibilidad de negocio para las pymes. Veamos cómo se puede contratar con la Administración.

Requisitos para contratar con la Administración.

Pueden contratar con las administraciones públicas las personas naturales o jurídicas, españolas o extranjeras que, reúnan una serie de requisitos, estos son:

1. Tener plena capacidad de obrar.

2. Acrediten los requisitos mínimos de solvencia económica, financiera y técnica y profesional o disponga de la correspondiente clasificación. Las empresas que tendrán que reunir los requisitos de clasificación serán aquellas que aspiren a contratos de obra superiores a 500.000 €, en los contratos de servicios y demás contratos típicos no será necesaria la clasificación, los pliegos establecerán los requisitos mínimos de solvencia económica, financiera, técnica o profesional.

3. No estén incursas en prohibición para contratar. En muchos casos con una declaración de responsable será suficiente.

4. Cuenten con la habilitación empresarial o profesional que en su caso sea exigible para la realización de la prestación objeto del contrato y no se dé causa de incompatibilidad.

Así pues, las pymes no requieren de requisitos especiales para poder aspirar a la mayoría de contratos que realizan las administraciones públicas.

Tipos de contratos que se pueden realizar con la administración.

Los contratos típicos que se pueden hacer con la administración son:

– De obras, los que tienen por objeto la realización de un obra (p.e. la construcción de una pista polideportiva).

– Concesión de obra pública, tiene por objeto la realización de una obra, su mantenimiento y el derecho a explotar dicha obra (p.e. la construcción de una autopista y luego quedarse con el derecho a cobrar el peaje).

-Gestión de servicios públicos, se encomienda a una persona, natural o jurídica, la gestión de un servicio cuya prestación ha sido asumida como propia de su competencia por la Administración.

– Suministros, por objeto la compra, el arrendamiento financiero, o el arrendamiento, con o sin opción de compra, de productos o bienes muebles (p.e. la compra material de oficina).

– Servicios, tiene por objeto el desarrollo de una actividad o dirigidas a la obtención de un resultado distinto de una obra o un suministro (p.e. el mantenimiento de los equipos informáticos de un ayuntamiento)

– De colaboración entre el sector público y el sector privado.

– Mixtos, aquellos que tienen más de un objeto previsto en los contratos típicos (p.e. si le mantenimiento de equipos informáticos no solo es el mantenimiento del software sino también el suministro de hardware, sería un contrato mixto).

Además la Administración puede realizar otros contratos que no sean los anteriores cuando sea una necesidad o cuando se tenga que satisfacer de forma directa o inmediata una finalidad pública de la específica competencia de dicha Administración.

Los contratos de obra, de suministros, de servicios y mixtos, serán los más habituales a los que una pyme pueda aspirar.

 Documentos de la licitación. Los pliegos.

Los documentos en los que una pyme debe fijarse para saber si le interesa licitar en un contrato público:

1. El pliego de cláusulas administrativas o condiciones generales, en el que se definen los derechos y obligaciones de las partes, el objeto del contrato, plazos, duración del contrato, etc.

2. El pliego de prescripciones técnicas, que deberá tener las características técnicas de las obras, bienes, servicios, etc., objeto del contrato.

Procedimientos para contratar.

Dependiendo de la cuantía del contrato y de la duración del mismo existen diversos tipos de procedimiento para adjudicar el contrato. Así tenemos:

– Contratos menores, cuando no se superen los 50.000 euros en contratos de obra o 18.000 euros en servicios y suministros, y la duración sea inferior a un año.

– Negociado sin publicidad, en contratos con cuantía superior a 50.000 euros e inferior a 200.000 euros cuando se trate de obras, y superiores a 18.000 e inferiores a 60.000 euros si se trata de contratos de suministros o servicios. Tendrán que participar al menos tres empresas.

– Negociado con publicidad, en contratos de importe superior a 200.000 euros e inferior a 1.000.000 euros en los contratos de obra: y de cuantía superior a 60.000 euros e inferior a 100.000 euros en contratos de suministros o de servicios.

– Los procedimientos abiertos (puede participar todo empresario interesado) o restringidos (pueden participar las empresas previamente seleccionadas por el órgano de contratación de entre las interesadas), cuando el importe sea superior a las cuantías señaladas para los contratos negociados con publicidad.

Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica, le ofrecemos el mejor asesoramiento en el caso de que su pyme esté interesada en contratar con la administración.

¿Hablamos?

Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

Deja un comentario

Confinem