¿Conoces el neuromarketing y sus múltiples ventajas?

NeuromarketingSon muchas las empresas que estudian cómo se comporta el cerebro humano ante un proceso de compra. Es lo que se conoce con el nombre técnico de neuromarketing o, lo que es lo mismo, la aplicación de las técnicas de neurociencia al mundo del marketing. Sin duda, la manera más fácil y efectiva de conectar con las emociones del consumidor y recibir de éste una respuesta positiva.

Hoy queremos descubriros qué es el neuromarketing o el marketing emocional y cómo éste es utilizado por las empresas a la hora de vender sus productos. Porque en una sociedad y un mercado tan globalizado como el nuestro es necesario recurrir a estrategias que nos sitúen algunos pasos más allá de nuestros competidores. Esta es la razón principal por la que se investiga y estudia el comportamiento del cerebro en un proceso de compra.

Para esto, y con la finalidad de recibir un feedback positivo hacia la marca, se utilizan diversas técnicas como el storytelling, que es el arte de contar una historia para conectar emocionalmente con alguien dejando que ésta toque el corazón y la cabeza, el cuerpo y el espíritu (lo racional y lo instintivo). Porque como decía la escritora Maya Angelou: “la gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir”.

Otra técnica psicológica muy utilizada es poner el precio de un producto acabado en 0,99 ya que está constatado que ayuda al consumidor a ver el precio más bajo. Parece ridículo pero un solo céntimo es el causante en muchas ocasiones de recibir más ventas. Esta técnica se englobaría dentro del neuromarketing visual, pero podemos encontrar también el neuromarketing auditivo o kinestésico.

El neuromarketing auditivo es aquel que se apoya en lo que escuchamos en un momento determinado. Pensemos, por ejemplo, en una tienda de ropa de moda joven, aquí será habitual encontrar música que incite a salir a divertirse. Incluso estos pequeños mecanismos, que no vivimos como tales, pueden influir en la decisión de compra de un cliente.

Por su parte, el marketing kinestésico es aquel que percibimos a través de otros sentidos como el tacto, el gusto y el olfato. No es casual que los supermercados coloquen los hornos en mitad de los establecimientos de manera que el olor a pan recién hecho nos avive el hambre y tendamos a comprar más comida. Aquí también cabría señalar otros aspectos como la ubicación de los productos, la iluminación, los carritos de la compra y cestas provistas de ruedas, etc. Y todo esto asumiendo que cada persona es diferente, por lo cual de lo que se trata es de identificar patrones generales que tengan un efecto sobre los estímulos de manera que esto pueda extrapolarse como tendencia.

Con todo lo expuesto podemos afirmar que el neuromarketing persigue centrarse en tres aspectos claves como son la atención, la emoción y la memoria. No obstante, también existen las compras impuestas por la razón: necesitamos algo, el precio nos parece razonable y simplemente nos lo llevamos.

Eso sí, la gran cantidad de datos que nos proporciona la neurociencia sobre los estímulos a los que reaccionamos, no debe alejarnos de la idea de que el neuromarketing se usa como una herramienta más dentro del marketing para que la estrategia creada por este departamento ayude a conseguir el objetivo de venta. Por esta razón, cualquier empresa debe contar además con un plan y una consultoría a corto, medio y largo plazo. En Confinem contamos con expertos y profesionales en publicidad y comunicación que te ayudarán a elaborar las mejores estrategias empresariales.

¿Hablamos?

Inma Martí y Marta Garrido

Consultoras de Comunicación de Confinem

Deja un comentario

Confinem