La constitución de sociedades y los acuerdos sociales (I): ¿Qué se debe tener en cuenta al constituir una sociedad?

crear empresaComenzamos una serie de artículos sobre la constitución de sociedades mercantiles, en ellos trataremos de ver de manera sintética cuáles son los elementos a tener en cuenta en el momento de la constitución de un sociedad. En este artículo hablaremos sobre cuál es el tipo de sociedad más adecuado dependiendo de la responsabilidad que quieran asumir los socios frente a deudas futuras.

Cuando dos o más personas deciden crear una empresa para desarrollar una actividad la primera cuestión a la que se enfrentan es qué tipo de sociedad crean. Las alternativas son variadas desde una sociedad civil, una cooperativa, pasando por alguna de las sociedades mercantiles. Así pues, se tienen que examinar los diferentes factores y sobre todo los intereses de los socios que concurran en cada caso.

Lo primero que habrá que tener en cuenta es si los socios pretenden limitar su responsabilidad frente a las deudas de la sociedad o no, esto es, si los socios quieren que su patrimonio privado, presente o futuro, responda también de las deudas de la sociedad o no. Si los socios quieren responder con sus bienes propios de las deudas sociales pueden constituir:

–        una sociedad civil (como Sociedades Civiles Particulares, o las Comunidades de Bienes);

–        o, una mercantil, y en esta última podrán optar por la sociedad colectiva o comanditaria simple.

Si por el contrario los socios no quieren responder de las deudas de la sociedad más allá de hasta dónde alcancen sus aportaciones tendrán que optar entre:

–        una sociedad de responsabilidad limitada;

–        o, una sociedad anónima.

Otras opciones son:

–        constituir una sociedad comanditaria por acciones, en la que al menos uno de los socios, responde como socio colectivo, y por tanto con todos sus bienes, y el resto sólo hasta el límite de sus aportaciones;

–        constituir una cooperativa, que si bien la responsabilidad de los socios por deudas es limitada a las aportaciones que realicen, hay que tener en cuenta que: a) cuando un socio se cause baja en la cooperativa puede seguir respondiendo de las deudas contraídas antes de la baja y durante los cinco años siguientes a la misma, hasta el límite del importe que le fue reembolsado; y, b) que los socios puede responder por las pérdidas de la cooperativa.

constitucion empresaEn principio, para iniciar una actividad mercantil lo más conveniente es que se realice a través de aquellas sociedades en las que los socios no deben responder por las deudas de la sociedad, de ahí que las sociedades de responsabilidad limitada (SL) o las sociedades anónimas (SA) sean las más frecuentes en la práctica. No obstante este no es el único aspecto además habrá que tener en cuenta otros aspectos a la hora de crear una empresa:

–        La actividad mercantil que se vaya a desarrollar.

–        Si se prevé o no que haya gran volumen de negocio.

–        La fiscalidad. Teniendo en cuenta la actividad que se va a desarrollar habrá que ver de entre todas las opciones cuál resulta más interesante desde el punto de vista de la tributación y cuál ofrece más ventajas a los socios a la hora de pagar impuestos.

–        El capital social que inicialmente hayan de aportar los socios.

–        El número de socios, y la importancia que se dé a la condición de socio, esto es: a) si todos los socios serán miembros de una familia; b) si la sociedad se forma entre personas que ya tienen una relación de confianza, y con base en la misma quieren asociarse; c) si los socios deben tener una característica concreta (p.e. ejercer una determinada profesión); d) si no importan las características de los socios, más bien las aportaciones dinerarias; e) si se desea que se puedan vender las acciones o participaciones libremente o limitar la posibilidad de entrada de nuevos socios; etc.

–        La voluntad de los socios sobre cómo quieran que sea el funcionamiento de la sociedad y de sus órganos sociales, es decir, si quieren un mayor rigor o una mayor flexibilidad en la adopción de acuerdos, si quieren un mayor o menor control sobre el órgano de administración, etc. Sobre estos particulares, además del tipo de sociedad tendrán gran importancia los acuerdos sociales que se establecerán en los estatutos, y/o, en su caso, mediante los pactos parasociales. De ello hablaremos en los siguientes artículos.

Desde la consultoría de empresas Confinem le ofrecemos el mejor asesoramiento legal sobre cuál de los tipos de sociedades es más conveniente para usted, ponderando, en todo caso, las necesidades concretas de cada empresa y de los socios.

¿Hablamos?

Oscar Soria

Consultor de área Jurídica. Confinem

Deja un comentario

Confinem