Los delitos en materia empresarial en la nueva reforma del Código Penal. La responsabilidad penal de las personas jurídicas (V).

asesoria juridicaLa principal novedad que establece la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, es la introducción en el ordenamiento jurídico español de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

En nuestro ordenamiento se ha considerado siempre que “societas delinquere non potest”, pero en el Derecho internacional hace tiempo que se considera que establecer responsabilidad a las personas jurídicas es un instrumento necesario para luchar contra la delincuencia. Esta ley trata de dar respuesta a las nuevas formas de delincuencia y ajustar el Derecho interno al Derecho internacional.

La persona jurídica responsable penal.

Para establecer la responsabilidad penal de las personas jurídicas se añadió un nuevo artículo al Código Penal, el 31 bis. En éste se establece que las personas jurídicas son responsables cuando:

a) los representantes legales o administradores cometan delitos actuando en nombre o por cuenta de las personas jurídicas y en beneficio de éstas

b) también cuando lo hagan personas subordinadas a los representantes legales o a los administradores, y estos no hayan ejercido sus obligaciones de control sobre sus subordinados.

Además lo serán en aquellos delitos en que expresamente se contemple la responsabilidad de las personas jurídicas.

Será responsable la persona jurídica aunque no se haya podido individualizar o no se haya podido determinar la persona física responsable. Así mismo no afectará a la responsabilidad de la persona jurídica los atenuantes o agravantes que afecten a la persona física, su fallecimiento o la sustracción de la persona física a la acción de la justicia.

El artículo 31 bis en su párrafo 4 establece cuales son las atenuantes específicas para las personas jurídicas siendo estas:

a) Confesar las infracciones;

b) Colaborar en la investigación aportando pruebas nuevas o decisivas para el esclarecimiento de los hechos;

c) Reparar, antes del juicio oral, los daños ocasionados por la realización de los hechos delictivos;

d)  Establecer, antes del juicio oral, medidas eficaces para prevenir y descubrir delitos que se puedan cometer en el futuro.

Las Administraciones públicas, lo entes públicos, empresas públicas, etc., no serán responsables penalmente.

Penas a las que se puede condenar a las personas jurídicas.

Una de las dudas que se genera en la mayoría del público en general, es qué condenas se pueden imponer a una persona jurídica. Las penas a las que puede ser condenada una persona jurídica vienen establecidas en el nuevo párrafo 7 del Código penal. Siento las siguientes:

a) Multa;

b) Disolución de la sociedad;

c) Suspensión de actividades por tiempo no superior a 5 años;

d) Clausura de locales y establecimiento por tiempo no superior a 5 años;

e) Prohibición de ejercer determinadas actividades, que estén vinculadas a los delitos cometidos, de forma definitiva o temporal, en este caso por tiempo no superior a 15 años;

f) Inhabilitar para acceder a ayudas subvenciones, desgravaciones en la Hacienda Pública o Seguridad Social, contratar con la administración, etc., por tiempo no superior a 15 años;

g) Intervención judicial que podrá afectar a la totalidad de la organización, a alguna de las instalaciones, secciones o unidades de negocio, para salvaguardar los derechos de trabajadores o acreedores y por tiempo no superior a 5 años.

Desde la consultoría de empresas Confinem le ofrecemos la mejor asesoría jurídica  para que su empresa no se vea inmersa en situaciones de este tipo, especialmente derivadas de hechos relativos a la Hacienda Pública, la Seguridad Social, llevanza de contabilidad o por recibir ayudas y subvenciones públicas, y en caso de que se haya iniciado un procedimiento penal, le ofrecemos la mejor defensa.

¿Hablamos?

Oscar Soria

Consultor de área jurídica Confinem

 

Deja un comentario

Confinem