El cuadro de mandos de recursos humanos evitará que su empresa descarrile

La necesidad de contar con un cuadro de mandos de la empresaCuanto antes se detecte, más sencillo y económico de solucionar resulta un problema. También en su empresa, por pequeña que sea. Por ello, es clave dotarla de un sistema sencillo y comprensible que detecte precozmente cualquier inconveniente, de forma que se pueda intervenir lo antes posible para solventarlo.

El pasado julio, un maquinista ferroviario se despistó al contestar una llamada de trabajo. Cuando volvió a concentrarse en su tarea, se percató de que se acercaba a gran velocidad a una curva peligrosa. Pero un tren no frena rápidamente debido a su inercia, por lo que descarriló en Angrois, cerca de Santiago de Compostela. Fallecieron 79 personas. El accidente podría haberse evitado con el sistema de seguridad ERTMS, que realiza una supervisión continua de la velocidad del tren.

De la misma manera, las personas que conducen una empresa pueden percatarse demasiado tarde de que algo marcha mal, sobre todo porque diariamente deben solucionar muchos problemas que restan atención a las señales que advierten los peligros. Por ello, conviene seleccionar una serie de indicadores relevantes que adviertan a los responsables de la organización si la empresa está acercándose o, por el contrario, está desviándose de sus objetivos estratégicos.

Este conjunto de indicadores se denomina cuadro de mandos y tiene dos objetivos fundamentales: guiar la toma de decisiones en el conjunto de la organización y evaluar el rendimiento. Cuanto antes sepamos que algo falla, más sencillo resulta retomar la dirección para dirigirnos al objetivo fijado.

La tendencia actual en la mayoría de organizaciones es la automatización de las tareas mecánicas y repetitivas. La contribución del personal cada vez consiste menos en el trabajo físico y más en las ideas que aporta o en la calidad de su actuación ante el cliente. Por esta razón, la importancia de la gestión del personal en la empresa y su consideración como activo estratégico distingue a las compañías exitosas. Los procesos, la maquinaria o la estrategia pueden ser copiadas por la competencia; por el contrario, el talento humano, no. Por todo ello, es especialmente importante gestionar el capital humano como un activo estratégico.

El gestor de la empresa, para la dirección estratégica del capital humano, requiere una serie de indicadores comparativos y de tendencia que le informen sobre su contribución a la implementación de la estrategia, al cumplimiento de los objetivos y al éxito financiero de la empresa. Estos indicadores deben ayudar a definir las necesidades de personal, así como a seguir su desarrollo y sus proyectos de futuro y sobre todo, a evaluar su contribución a los resultados del negocio.

Los indicadores deben responder a algunas de las siguientes cuestiones:

– ¿Cómo deberíamos evaluar el impacto de la gestión de personas en la cuenta de resultados?

– ¿Qué indicadores financieros miden el resultado generado por los trabajadores?

– ¿Qué indicadores no financieros demuestran el valor agregado de los empleados?

A partir de la misión, la visión y la estrategia de la empresa, deben establecerse unos objetivos que, entre otras características, sean medibles. Así pues, los indicadores que se seleccionen deben constituir una medida de esos objetivos. Por ejemplo, si el objetivo es la reducción de costes y el aumento de la rentabilidad, debemos generar análisis de costes y beneficios o de utilidad.

El sistema de medición debe saber captar los factores estratégicos de los recursos humanos por medio de estos indicadores, midiendo lo que realmente es importante y no sólo las actividades realizadas.

Por último, los indicadores deben estar al servicio de las personas y no al contrario, por lo que el cuadro de mandos debe ser lo más sencillo posible y, sobre todo, comprensible.

En el área de recursos humanos de la consultoría de empresas Confinem podemos ayudarle a seleccionar los indicadores más adecuados para configurar un cuadro de mandos de recursos humanos que facilite la gestión de las personas que trabajan en su empresa y la evaluación de su desempeño, de forma que le sea fácil conocer en todo momento si todo marcha según lo previsto o, por el contrario, detectar precozmente cualquier problema.

¿Hablamos?

 Eduardo Colomer

Consultor de Recursos Humanos de Confinem

Deja un comentario

Confinem