¿Cómo responde una empresa cuando hay un accidente laboral?

accidentes-laboralesUno de los temas más espinosos en cuanto a la responsabilidad de las empresas se deriva de los accidentes laborales. La protección del trabajador mediante la adopción de medidas de seguridad e higiene de los trabajadores es una responsabilidad de la empresa. Cuando se produce un accidente, se derivan rápidamente una serie de responsabilidades tanto en el ámbito civil, administrativo como penal. Las consecuencias para pymes puede ser de extrema gravedad, por eso en este artículo repasamos cuáles pueden ser.

¿Qué es un accidente trabajo?

El accidente de trabajo es toda lesión corporal, física o psíquica, que pueda sufrir un trabajador como consecuencia o por ocasión de la realización de un trabajo por cuenta ajena. Es decir, se deben dar dos elementos para que se considere un accidente laboral:

1. Que exista la lesión corporal, incluyendo las secuelas psíquicas o psicológicas.

2. Que haya una relación directa entre el trabajo y la lesión.

La Ley estableces determinadas situaciones en que se presume que hay un accidente laboral cuando se está en horas y lugar de trabajo. Se consideran también accidentes de trabajo aquellos que ocurren en el despeño de otros trabajos diferentes a los habituales cuando se realizan por encargo del empresario o cuando se realicen por el buen funcionamiento de la empresa. También hay que tener en cuenta que cuando el accidente ocurre a la ida o vuelta del trabajo también puede ser considerado accidente laboral. También los que son consecuencia de terceras personas o del empresario cuando guarden alguna relación con el trabajo, por ejemplo, los que se derivan de bromas o juegos.

No lo serían aquellos que se derivasen por imprudencia, el trabajador actúa sin tomar las medidas oportunas; por dolo de trabajador, provoca el accidente para cobrar una indemnización; o los que se derivaran de una fuerza mayor.

¿Qué responsabilidades puede asumir la empresa?

Las responsabilidades pueden ser de diverso carácter, civiles, penales y/o administrativas, dependiendo de cómo se haya producido el accidente:

1. Administrativas: Tras un accidente de trabajo, la Inspección de trabajo realizará una investigación, pudiendo abrir un procedimiento administrativo sancionador. Como consecuencia del mismo se pueden imponer multas. La cuantía de éstas dependerán de si la sanción se considera leve (de 40 a 2.045 euros), grave (de 2.046 a 40.985) o muy grave (de 40.986 a 819.780 euros).

2. Penales: El código penal establece como delito los supuestos en que se reúnan estos tres requisitos : a) el empleador haya incumplido su obligación de facilitar los instrumentos necesarios para asegurar unas condiciones de trabajo seguras y saludables o haya vulnerado su deber de supervisión a los fines de garantizar dichas condiciones laborales; b) se infrinjan las normas de prevención de riesgos laborales; c) se ponga en peligro grave la vida, la salud o integridad física de los trabajadores. Estos delitos solo pueden ser condenados las personas físicas, el empresario, gerente, encargado, etc., que sea responsable, pero la empresa puede ser condenada solidariamente a pagar las penas de multa. Pero además contra la empresa se pueden adoptar alguna de las siguientes medidas: clausura de la empresa o sus locales con carácter temporal o definitivo, la suspensión temporal de sus actividades o de poder realizarlas en el futuro, la intervención de la empresa por el tiempo necesario, su disolución, etc.

3. Responsabilidad civil: por las lesiones que sufra el trabajador podrá ser condenada la empresa al pago de una indemnización. A dicha indemnización se le puede condenar tanto en un procedimiento penal, siendo responsable civil solidario junto con las personas responsables, como en un procedimiento ante los Tribunales de lo social. En estos casos para evaluar la indemnización se estará a las lesiones sufridas por el trabajador, y, aunque no es de obligada aplicación, se suele utilizar para para cuantificar la indemnización el baremo establecido para lesiones derivadas de accidentes de tráfico.

4. Recargo de la Seguridad Social: Las prestaciones económicas de la Seguridad Social que tengan su causa en un accidente de trabajo o enfermedad profesional, se podrán aumentar entre un 30 y un 50 por 100, según la gravedad de la falta. No todo accidente provoca este recargo, solamente cuando el accidente se derive de máquinas que no estén en condiciones o no se cumpla con la normativa de seguridad e higiene. Este recargo tiene un carácter claramente sancionador al empresario infractor.

Las únicas responsabilidades que no son compatibles son la administrativa y la penal, que se tendrá que dar una u otra, o ninguna, pero nunca ambas. El resto son todas compatibles entre sí. Así pues, una pyme en la que se produzca un accidente laboral puede enfrentarse, en el peor de los casos, a: 1) una responsabilidad penal, junto con una civil y además que se le imponga un recargo de la Seguridad Social; o, 2) una responsabilidad administrativa, una responsabilidad civil y el recargo de la Seguridad Social.

Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica y conjuntamente con los compañeros del área de Riesgos Laborales, le asesoramos de la mejor manera posible para evitar los prevenir, y evitar las consecuencias si se produjeran, de los accidentes laborales en las pymes.

¿Hablamos?

Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

2 comentarios para “¿Cómo responde una empresa cuando hay un accidente laboral?”

Deja un comentario

Confinem