Fusiones y adquisiciones: ventajas y riesgos

Jurídico.2016-01.Fusiones y adquisicionesNormalmente, cuando se habla de fusiones y adquisiciones de sociedades mercantiles se suele pensar en grandes empresas. Sin embargo, tanto las fusiones como las adquisiciones pueden ser una buena alternativa para las pymes. Los motivos pueden ser variados, como veremos a continuación, y los procedimientos para llevarlas a cabo en pymes son relativamente sencillos. Veamos cómo son las fusiones y adquisiciones entre pymes.

 ¿Qué son las fusiones y adquisiciones?

La fusión de sociedades mercantiles es la integración de dos o más sociedades mediante la transmisión en bloque de los patrimonios y atribuyendo a los socios de las sociedades que se fusionan acciones, participaciones o cuotas de la sociedad que se crea o en una de las que se fusionan. Las fusiones pueden ser de dos tipos: a) fusión en una sociedad nueva, todas las sociedades anteriores desaparecen y se crea una sociedad nueva y diferente de las anteriores; b) fusión por adquisición, una o más sociedades integran sus patrimonios en otra ya existente, aumentando esta última su capital social en la cuantía que proceda.

La adquisición de sociedades se produce cuando una sociedad compra las acciones, participaciones o cuotas de otra sociedad hasta obtener su control, pero subsistiendo la sociedad adquirida.

¿Qué motivos existen para las fusiones y adquisiciones en las pymes?

Los motivos para llevar a cabo las fusiones y adquisiciones pueden ser variados, dependerá del sector, de las empresas, de los intereses de los gestores, o de los accionistas, etc. No obstante, los principales motivos para realizar estas operaciones son: la creación de valor para el accionista mediante la generación de sinergias positivas; oportunidades de mejora de la gestión, obtener mayor poder de mercado; búsqueda de economías en escala; diversificación de producto y/o mercados; e internacionalización. En España algunos de los estudios realizados consideran que los principales motivos a la hora de abordar estas operaciones son: a) Perseguir el liderazgo del sector; b) Crear valor para el accionista; c) Aumentar la cuota de mercado; d) Obtener sinergias productivas; e) Aumentar la rentabilidad.

¿Cuál es el procedimiento para las adquisiciones?

Entre microempresas y pymes las adquisiciones no revisten complejidad, basta que la empresa adquirente llegue a un acuerdo con los socios para proceder a la venta de las acciones, participaciones o cuotas con las reglas establecidas para la transmisión de las mismas establecidas en la Ley de Sociedades de Capital.

El procedimiento para la fusión de pymes resulta algo más complejo puesto que se ha de presentar un proyecto de fusión, los administradores deben emitir informes sobre el proyecto, someter a información pública la documentación, aprobación por junta general… etc. No obstante, estos trámites no revisten gran dificultad, y son perfectamente realizables por micro empresas y pymes.

¿Qué riesgos existen en las fusiones y adquisiciones?

En las fusiones y adquisiciones los riesgos fundamentales que hay que tratar de evitar son los que se derivan de las consecuencias de las sucesiones de empresas por posibles pasivos ocultos o contingencias en las áreas contable, financiera, comercial, fiscal, legal, laboral, gestión del riesgo y seguros, medioambiental, etc. Antes de llevar a cabo determinadas operaciones de adquisición o fusión, los propietarios de una sociedad necesitan conocer a fondo cuál es la realidad de la empresa sobre la que se va a actuar, para impedir adquirir deudas ocultas o contingencias previas de las que posteriormente tengan que responder solidariamente.

Para analizar los riesgos descritos se utiliza el procedimiento denominado due diligence o auditoria de compra de empresas. La due diligence consiste en una detallada investigación de las diferentes áreas del negocio que se quiere adquirir con el fin de conocerlo con mayor profundidad y llegar a determinar si el precio que se va a pagar es el correcto. En cambio, la auditoría de cuentas no es el procedimiento adecuado para analizar los riesgos descritos anteriormente por limitarse a ofrecer una opinión sobre la razonabilidad de los estados financieros y el cumplimiento de las normas contables a una fecha determinada.

El coste de la due diligence varía en función de las horas que le dedican los asesores que se encargan de su ejecución. Por tanto cuanto menor alcance, y menor profundidad requiera este proceso, menor será su coste.

¿Responsabilidad por deudas de avalistas, socios…?

Finalmente hay que tener en cuenta algunos aspectos. En la micro y pequeña empresa es habitual que los administradores y socios avalen créditos con bancos. Estos avales seguirán vigentes en caso de fusiones y adquisiciones. Por tanto, en las adquisiciones el vendedor tendrá que negociar con la entidad bancaria y con el comprador una novación en el contrato de crédito para dejar de serlo.

En las fusiones, la Ley prevé que respecto de los acreedores que tengan deudas anteriores y que hayan consentido la fusión, los socios que respondan personalmente de estas deudas seguirán respondiendo por las mismas. Pero estas responsabilidades por dichas deudas prescribirán a los 5 años de la publicación de la fusión en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

En la consultoría de empresas Confinem, desde el área jurídica, en coordinación con el resto de áreas de consultoría, le ayudamos en las operaciones de fusión y adquisición para que resulten exitosas y ventajosas para sus intereses

¿Hablamos?

Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

Deja un comentario

Confinem