La gran “P” del marketing y de las pymes: Producto

El producto, la gran "P" del marketing empresarialEn todas las empresas, también las que ofrecen servicios, es vital tener claro qué producto o productos ofrecen a su cliente. Pero, además, han de tener presente qué necesidades cubren esos productos, qué diferencias aportan respecto a los competidores, cómo comunican esos aspectos diferenciadores y cuánto están dispuestos a pagar los clientes. En definitiva, conviene tener claro que el producto es el comienzo del negocio y ser conscientes de cómo influirá en la estrategia global del  marketing mix y de la empresa.

En el mercado actual, de alta competencia, la estrategia de producto debe estar en constante actualización y evolución, ya que reportará a la empresa una alta competitividad. Con esto, conseguiremos poner barreras de entrada a posibles competidores, ayudará a la empresa a desarrollar los valores añadidos que ofrece frente a su competencia actual y la empresa tendrá mayor fuerza de negociación con clientes y proveedores, lo que servirá para protegerse y diferenciarse frente a productos sustitutivos.

En definitiva, estaremos desarrollando una estrategia adecuada a las 5 fuerzas de Michael Porter. Es aconsejable guiarse por profesionales especializados, y para ello tiene a su disposición la experiencia de la consultoría de empresas Confinem, para que le ayude en la definición de una estrategia adecuada de su negocio.

¿De dónde obtener la información?

Al definir la estrategia de producto, resulta fundamental tener claro qué fuentes de información tenemos al alcance y qué información útil van a proporcionar. Siempre se deben valorar fuentes internas de nuestra empresa, como la experiencia en años anteriores, la información que puedan aportar los empleados, los históricos de ventas, los problemas de producción, las fuentes de financiación utilizadas hasta la fecha, etc. En definitiva, una gran cantidad de información útil que toda empresa, desde las más grandes a las pymes, tienen a su alcance.

Al mismo tiempo, la firma también debe acceder a fuentes de información externas, especialmente las del entorno competitivo donde vaya a operar, es decir, proveedores, competidores, distribuidores y cliente final. Por lo que resultará fundamental contar con servicios de marketing especializados.

¿Qué persigue la empresa?

La gerencia de la empresa deberá definir claramente con qué productos y en qué mercados quiere entrar, fijándose unos objetivos y una estrategia a implementar. Se han de tener siempre delimitados los recursos actuales y potenciales de los que dispone, un estudio detallado de mercado y competencia actual, posibles nuevos usos del producto y mercados nuevos o potenciales que explotar, así como la marca comercial, especialmente si se tiene ya cierta notoriedad con la misma.

En función de toda esta información, se podrá definir una estrategia acorde al posicionamiento buscado y a los objetivos cuantitativos planteados, al mismo tiempo que ayudará a completar un mix de marketing coherente y funcional de la empresa.

¿Hablamos?

                                                                                                        Rubén Martín

Consultor de Marketing y Comercial de Confinem

Deja un comentario

Confinem