La importancia de la comunicación interna en la empresa

Con este artículo comenzamos una serie dedicada a la comunicación interna en las empresas. A lo largo de ellos, explicaremos qué es dicha comunicación interna y que beneficios aporta ésta a la empresa.

En los tiempos que corren, la información se genera y circula a gran velocidad debido, en gran parte, a la cantidad de medios surgidos por los avances tecnológicos como internet, los teléfonos móviles o las redes sociales.

Por ello, la información debe fluir por las empresas a una gran velocidad y de forma continua. Cualquier problema debe ser comunicado con gran rapidez para aplicar las acciones correctivas necesarias que eviten pérdidas importantes; lo que sin duda convierte la comunicación en un recurso de vital importancia para el funcionamiento de una organización.

Por ello, consideramos necesario el diseño, implantación y gestión de un eficaz sistema de comunicación interna, entendiendo como tal “el conjunto de técnicas y actividades encaminadas a transferir veloz y continuamente la información entre los miembros de una organización, cuando la información es entendida por el receptor”.

La comunicación es necesaria para el buen funcionamiento interno de la empresa porque integra todas las funciones de la dirección, como son:

– Establecer y difundir las metas de la empresa.

– Desarrollar planes  para su consecución.

– Organizar los recursos humanos y de otros de la manera más eficiente y eficaz.

– Seleccionar, desarrollar y evaluar a los miembros de la empresa.

– Dirigir, orientar y motivar a crear un clima en que las personas quieran contribuir al logro de los objetivos de la organización.

– Controlar el desempeño individual y colectivo.

De acuerdo con el planteamiento de Bayón y Thayer, la gestión de la comunicación interna incluye las siguientes funciones básicas:

Información: conocimiento preciso sobre los objetivos, el modo de llegar a ellos, directrices de actuación…

Dirección y gestión: incorporando a las personas sus obligaciones en la empresa y todos los aspectos técnicos y profesionales precisos para el desempeño de su puesto de trabajo. Es una función de la comunicación específica y circunscrita a la tarea.

La influencia: crear el ambiente adecuado para que el trabajador se concrete en la acción que precisa en cada momento la empresa para alcanzar sus metas.

La integración: cohesionar las personas entre sí y a éstas con la organización.

Para su correcta aplicación y desarrollo, la empresa debe de contar con profesionales especializados en comunicación empresarial capaces de aplicar las herramientas adecuadas para el buen funcionamiento de ésta. Por ello y por la importancia que la comunicación tiene en el buen funcionamiento de la empresa, la consultoría especializada en pymes Confinem pone al alcance de todos dichos servicios.

¿Hablamos?

Francisco Penalba

Consultor de Comunicación Confinem

 

Deja un comentario

Confinem