La publicidad y las relaciones públicas, dos herramientas de comunicación al alcance de cualquier empresa

La importancia de la publicidad y las RRPP en las pymesEs esencial que las empresas conozcan qué herramientas de comunicación pueden utilizar y cuáles son sus funciones para, de esta manera, poder gestionar y desarrollar adecuadamente la comunicación de su negocio. El público se creará una imagen corporativa a partir de la información recibida, por eso es esencial que la empresa aproveche al máximo los mecanismos de comunicación a su alcance.

La empresa debe conseguir que su comunicación, tanto interna como externa, sea eficiente. Todo negocio tiene que lograr que el público interprete la información corporativa con el mismo significado con el que la emitió la empresa. Y todo ello, además, utilizando los mínimos costes posibles.

Para conseguirlo, la empresa deberá identificar a su público objetivo (también denominado target), realizar un análisis de la imagen (sobre la empresa, sus productos o servicios y su competencia), describir sus objetivos de comunicación en base a la respuesta esperada por su target, diseñar el mensaje deseado, seleccionar los canales adecuados para transmitirlo e implantar el presupuesto de comunicación total.

En cuanto al diseño del mensaje, la empresa deberá tener en cuenta las herramientas de comunicación que va a utilizar, y a través de las cuales va hacer llegar el mensaje a su público objetivo. Entre las herramientas de mix de comunicación, encontramos: la publicidad, la promoción de ventas, las relaciones públicas, la venta personal y el marketing directo.

En este artículo nos centraremos en dos de estos conceptos: la publicidad y las relaciones públicas.

¿Qué es exactamente la publicidad?

La publicidad es una técnica de comunicación pública e impersonal que utiliza una alta expresividad para presentar, informar, recordar y promocionar un producto, servicio o marca de forma persuasiva y reiterativa a través de los diferentes medios de comunicación. Todo ello con el fin de conseguir un aumento de los resultados empresariales.

La empresa establecerá los objetivos de publicidad en función de lo que pretenda lograr para su producto, servicio o marca. Por este motivo, todo negocio tendrá que determinar si se trata de un lanzamiento, un relanzamiento, una campaña de mantenimiento o una acción destinada a frenar un descenso de ventas.

Los objetivos publicitarios se tomarán en consonancia con los de marketing, ya que son una parte de ellos, y serán complementarios a los del producto o servicio. A su vez, la publicidad será la encargada de determinar los objetivos de medios.

En cuanto a las relaciones públicas, las podemos definir como un conjunto de acciones planificadas y coordinadas que llevan a cabo un grupo de representantes de la empresa. Con dichas relaciones se pretenden alcanzar objetivos concretos y comunes a sus públicos (clientes actuales o potenciales, trabajadores, proveedores, sindicatos, accionistas, medios de comunicación, etc.) a través de la dirección y gestión de acontecimientos para establecer y mantener buenas relaciones con ellos.

Instrumento económico

Las relaciones públicas son una herramienta mucho más económica que la publicidad y favorecen la recepción de los mensajes publicitarios, las acciones de los vendedores y crean, mantienen o mejoran la imagen de la empresa.

Así mismo, las relaciones públicas comprenden diversas acciones para conseguir una opinión favorable de los diferentes públicos sobre la empresa y su producto o servicio, entre ellas podemos encontrar:

– Las relaciones con los medios: aportan más credibilidad al mensaje, como la nota de prensa. En un anterior explicábamos cómo redactarlas para lograr que fueran escogidas por los medios.

– Patrocinio y mecenazgo: basado en la financiación y el apoyo a determinados actos deportivos o empresariales (patrocinio) y a actividades artísticas o culturales (mecenazgo).

– Facilitar la información a los diferentes públicos: contestando a todas las preguntas formuladas a la empresa.

– Desarrollo de tareas de investigación: a través de la búsqueda de información mediante sondeos y encuestas.

– Realización de publicaciones: dirigidas a divulgar las actividades de la empresa, tanto a nivel interno como externo.

– Creación de actos sociales.

– Becas y donaciones.

El amplio abanico, tanto de acciones de relaciones públicas, como de publicidad, permite a las empresas escoger aquellas que más convenga a su actividad, y sobre todo, a su presupuesto. De manera que, incluso las pymes, pueden llevar a cabo campañas de este tipo.

Desde el área de Comunicación de Confinem nos ponemos a disposición para asesorarle sobre qué herramientas publicitarias o de relaciones públicas son más interesantes para mejorar la productividad de su negocio.

¿Hablamos?

 Paula Mengual

Consultor de Comunicación de Confinem

Deja un comentario

Confinem