Los avales de las sociedades de garantía, una alternativa de financiación pública para pymes y autónomos

Financiación CERSALas pymes y autónomos con dificultades para conseguir financiación en el inicio o desarrollo de su proyecto empresarial por falta de garantías o insuficientes fondos propios, tienen la alternativa de solicitar avales a las sociedades de garantía. El objetivo de estos avales es cubrir las necesidades de financiación que la empresa tenga, y otorgar un mayor apoyo a los segmentos con mayor debilidad de acceso al crédito: pymes de menos empleados, emprendedores y proyectos de innovación.

En los anteriores artículos hemos abordado las líneas de financiación pública para pymes y emprendedores que ofrecen el ICO, ENISA, CDTI y COFIDES para financiar los proyectos de inversiones productivas y necesidades de liquidez. En esta ocasión, y dentro de los diferentes programas de financiación pública, vamos a tratar las líneas de financiación que ofrece la Compañía Española de Reafianzamiento, S.A., CERSA.

CERSA es una compañía estatal adscrita al Ministerio de Industria, a través de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa. El objetivo de CERSA es facilitar a las pymes y autónomos, especialmente a las que tienen mayores dificultades de acceso a la financiación ajena, la obtención de todo tipo de financiación.

El apoyo a la financiación que CERSA ofrece a los autónomos y pymes lo instrumenta mediante avales otorgados por el Sistema de Garantía. El Sistema de Garantía está integrado por CERSA, las 23 sociedades de garantía y SAECA (Sociedad Anónima Española de Caución Agraria). Los riesgos asumidos por estas sociedades de garantía están respaldados por el Estado a través de CERSA.

Ventajas de los avales para las pymes

Las principales ventajas que tiene para los autónomos y pymes contar con el aval de una sociedad de garantía (SGR) son:

– Facilitan el acceso a financiación a proyectos empresariales viables que, debido a su reducido tamaño o limitadas garantías, tienen dificultades para conseguirla.

– Mejoran las condiciones de la financiación en tipos de interés y en plazo, por la colaboración de forma habitual de las SGR con los principales Bancos y Cajas. Según los últimos datos publicados (año 2012) el coste de la financiación conseguida a través del aval de una SGR, se situó en el 5,45%, incluyendo la comisión de aval.

– Cubren la escasez de solvencia patrimonial de la pyme y autónomos mediante la prestación de su aval.

– Amplían la capacidad de endeudamiento de la empresa, debido a que los avales técnicos no computan en la CIRBE y los avales financieros garantizados consumen menos recursos a la entidad.

– Bonificación del 90% del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, al pasar el tipo impositivo del 1 % al 0,1%.

Tipos de avales

– Avales para la obtención financiación. El objetivo de los avales financieros es garantizar la financiación procedente de entidades de créditos, entidades públicas (CDTI, Ministerios, SEGITUR,…), proveedores, clientes y otros prestamistas.

– Avales técnicos – fianzas – Los avales técnicos permiten a las pymes garantizar compromisos no dinerarios relacionados con su actividad.

¿Dónde solicitar los avales?

La gestión y tramitación de todas estas líneas de avales se realiza por las propias SGR o en cualquiera de las entidades de crédito que colaboran con ellas.

Existen 24 sociedades de garantía con oficinas repartidas por todo el territorio nacional, de las cuales, 20 tienen un ámbito de actuación regional y 5 son de carácter sectorial (Sector primario, audiovisual, transporte, juego y economía social).

Condiciones de los avales

– Tipo de Interés. Al negociar convenios globales con las entidades de crédito, consiguen tipos preferenciales y homogéneos. El tipo de interés medio ponderado de 2012 se situó en un 4,36%.

– Comisión de aval y apertura. La sociedad de garantía cobra una comisión de aval que en promedio en 2012 se sitúa el 1,1%. Esta comisión de aval está bonificada al contar con el reafianzamiento gratuito de CERSA y en algunos casos el apoyo de los gobiernos regionales.

– Contribución al capital de la SGR. Las empresas deben convertirse en socios de la sociedad de garantía suscribiendo una participación social reintegrable. Esta participación, cuyo valor se fija entre el 1-4% del importe del aval, se recupera a la cancelación de la operación.

– Líneas bonificadas. Existen bonificaciones aplicables a las comisiones de aval y los tipos de interés en las operaciones facilitadas por las sociedades de garantía en distintas Comunidades Autónomas.

Línea ICO Garantía SGR/SAECA 2015

Con esta línea se combina garantía (solvencia, aportada por la SGR) y liquidez (aportada por el ICO). Es línea va dirigida a pymes y autónomos que cuenten con el aval de una Sociedad de Garantía. Los préstamos podrán destinarse a financiar tanto liquidez como inversiones productivas, dentro y fuera del territorio nacional. Los plazos variarán entre 1-3 años para circulante y hasta 15 años para inversión.

En el área de Finanzas de Confinem ponemos a su disposición nuestros conocimientos y experiencia para ayudarle a mejorar su estructura financiera y/o solucionar sus problemas de financiación.

¿Hablamos?

Santiago Moreno

Director General de Confinem

Deja un comentario

Confinem