¿Cuándo se puede acudir a una operación acordeón?

operacion-acordeonLas operaciones acordeón, que suponen una reducción del capital social de una sociedad y simultáneamente un aumento del capital, puede ser un instrumento muy útil para las sociedades que acumulen pérdidas y quieran sanearse. No obstante, estas operaciones pueden esconder otras oscuras intenciones, como perjudicar a los socios minoritarios o cambiar las relaciones de poder en la sociedad, siendo usadas de forma abusiva.

¿En qué consiste una operación acordeón?

Se conoce como operación acordeón a aquella operación mediante la cual una sociedad en Junta General acuerda la reducción de capital social a cero o por debajo de la cifra mínima legal de capital social y simultáneamente se acuerda la transformación de la sociedad o la ampliación de capital hasta una cifra igual o superior al mínimo legal.

La reducción de capital debe realizarse o bien reduciendo el valor nominal de las acciones, o bien manteniendo el valor nominal y reduciendo el número de acciones, en todo caso se deberá mantener los porcentajes de participación de los socios. La ampliación de capital se deberá realizar mediante la aportación de capital de los socios o dando entrada a nuevos socios, pero siempre se deberá respetar el derecho de asunción o suscripción preferente de los socios.

La eficacia de la reducción de capital está condicionada a que se ejecute la correspondiente ampliación de capital. Así mismo, la reducción de capital no podrá inscribirse en el Registro Mercantil si no se presenta a inscripción el acuerdo de transformación de la sociedad o el acuerdo de ampliación de capital y la ejecución del mismo.

 ¿Cuándo se puede realizar una operación acordeón?

El principal objetivo de la operación acordeón es sanear las cuentas de una sociedad que ha sufrido pérdidas. Puede ser necesario realizar esta operación cuando la sociedad se pueda encontrar en una causa de disolución, como por ejemplo si ha tenido pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social.

Algunos autores han considerado que los principales motivos para realizar una operación acordeón son los siguientes:

1. Saneamiento financiero de la sociedad que ha entrado en “crisis patrimonial”, y así poder superar el desequilibrio patrimonial.

2. Como mecanismo para salir de algunas de las causas legales de disolución de la sociedad.

3. Para la reintegración el capital.

¿Qué riesgos puede haber para los socios?

Aunque la Ley de Sociedades de Capital estable que se deberá respetar el derecho de asunción y suscripción preferente de los socios, con el objetivo de que se puedan mantener los porcentajes de participación, estas operaciones muchas veces se realizan teniendo en cuenta que algunos socios no podrán suscribir capital suficiente para que dichos porcentajes se mantengan. Además, puede dar lugar a entrada de nuevos socios. Todo ello hace que los porcentajes de participación cambien, que algunos socios acumulen poder en perjuicio de los demás.

La jurisprudencia del Tribunal Supremos ha establecido claramente que las operaciones acordeón que no tengan un verdadero motivo de sanear las cuentas de la sociedad son nulas. Por tanto, hay que acreditar la necesidad de dicha operación para ese fin, así en una Sentencia de 9 de noviembre de 2007 dice expresamente:

“no puede reconocerse la validez de un proceso de reducción encaminado a restablecer el equilibrio entre capital y patrimonio, dadas las peculiaridades jurídicas del supuesto, si no viene respaldado por la acreditación de la verdadera situación patrimonial de la sociedad. Tanto en el caso resuelto por las Resoluciones citadas como en el de autos, puede decirse que no existe un Balance verificado, por lo que la operación llevada a efecto está viciada de nulidad.”

Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica, le asesoramos de la mejor manera sobre cuándo es conveniente una operación acordeón, cómo realizarla de forma conveniente y sobre cómo prevenir su uso abusivo.

¿Hablamos?

Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

Deja un comentario

Confinem