Peligros químicos en la industria alimentaria. Una amenaza emergente

Riesgos químicos¿Tiene identificados los peligros químicos que se pueden presentar en su negocio? ¿Sabía que cada día emergen nuevos contaminantes químicos? ¿Puede garantizar que su producto es seguro a largo plazo? Son muchos los tóxicos que pueden afectar a la seguridad del alimento por ello la identificación y gestión eficaz del peligro fortalecerá la confianza en el consumidor.

Las sustancias químicas -ya sean ambientales, por los materiales de envasado, por las materias primas o aquellas que se forman durante el procesado de algunos alimentos- en muchas ocasiones no tienen un efecto inmediato en el consumidor, sino que se acumulan en el organismo provocando efectos en la salud tras largos periodos de exposición tales como cáncer, daño hepático, fallo renal o problemas reproductivos, entre otros.

Veamos una breve clasificación de peligros químicos en la cadena alimentaria

1. Contaminantes ambientales: algunos metales pesados como el plomo, el cadmio y el mercurio se encuentran ampliamente distribuidos en los alimentos ya que la presencia de estos metales en la naturaleza es muy elevada.

2. Contaminantes químicos: las pinturas, los restos de productos de limpieza y desinfección, los venenos para el control sobre plagas o los lubricantes producirían una contaminación del alimento en la propia empresa.

3. Micotoxinas: producidas por hongos, contaminan alimentos como cereales, frutos secos, especias o café; además pueden estar presentes en productos de origen animal si el pienso con el que fueron alimentados los animales estaba contaminado. La contaminación también puede producirse durante el almacenamiento de los alimentos. El consumo crónico de pequeñas cantidades de aflatoxinas, por ejemplo, puede causar cáncer.

4. Alérgenos: son alimentos no tóxicos para la población sana pero que en personas alérgicas su ingestión puede causar incluso la muerte.

5. Tóxicos derivados de materiales en contacto como determinados envases ya que pueden migrar a los alimentos y a las bebidas.

6. Aditivos, vitaminas y minerales: una sobredosificación puede causar daños en el consumidor.

7. Compuestos tóxicos derivados del procesamiento de los alimentos: los ácidos grasas trans, la acrilamida, los furanos y los hidrocarburos aromáticos policíclicos son compuestos originados de la transformación de algunos alimentos y que afectan a la seguridad alimentaria.

8. Residuos farmacológicos y fitosanitarios: los animales y los vegetales pueden ser tratados con sustancias que podrían encontrarse en los alimentos que derivan.

9. Aminas biógenas: destacan la histamina y la tiramina. Su formación se relaciona con el deterioro de origen microbiano y no hay ningún tratamiento capaz de eliminarlas cuando ya se han formado. Se encuentran sobretodo en pescados, quesos, vinos y embutidos alterados.

10. Biotoxinas marinas: son producidas por algas asociadas a las mareas rojas. El consumo de peces o moluscos que se alimentan de estas algas producirían intoxicaciones agudas.

11. Tóxicos naturales presentes en los alimentos: es el caso de algunas setas venenosas no autorizadas para su consumo.

12. Radiactividad: causan diferentes y serios problemas de contaminación afectando también a los alimentos.

 ¿Qué aporta a la pyme el análisis de peligros químicos?

Una correcta identificación y manejo de peligros químicos no debe entenderse únicamente como un requisito legal sino también como un valor añadido para su empresa en una sociedad con un creciente interés en alimentarse de manera sana y segura, garantizando la protección a largo plazo del consumidor.

 El equipo de consultores del área de Calidad y Seguridad Alimentaria de Confinem, nos ponemos a su disposición para ayudarle a identificar y controlar estas sustancias tóxicas y lograr que su negocio proporcione a sus clientes una elevada seguridad alimentaria.

 ¿Hablamos?

Verónica Peraile

Consultora  de Calidad y Seguridad Alimentaria de Confinem

Deja un comentario

Confinem