Perspectivas de la economía de España 2013-14. Enero de 2013

Perspectivas economicas 2013-14Las perspectivas de la economía española para 2013 nos auguran un año que con suerte será tan malo como el anterior. Continuaremos con el proceso de recesión iniciado en el cuarto trimestre de 2011 y la situación seguirá siendo muy negativa, si bien, se prevé que para finales de año se estabilice la caída de la actividad económica y se inicie una débil y lenta recuperación económica en el 2014.

Actividad económica: Producto interior bruto (PIB)

En el cuarto trimestre de 2011 entramos en el segundo proceso de recesión económica desde el comienzo de la crisis, y se prevé que continuemos en él hasta finales de 2013, donde se estima que se estabilice la situación para iniciar la senda de suave recuperación en año 2014.

Los factores fundamentales que están contribuyendo a esta aguda y dilatada recesión económica son la fuerte contracción de la demanda nacional y una favorable evolución de las exportaciones netas que ayudan a frenar la caída del PIB. En concreto, factores negativos son el deterioro del mercado laboral, el severo ajuste del déficit público, el desapalancamiento de los hogares y empresas, el limitado acceso a la financiación, y el ajuste del mercado inmobiliario, por citar los más significativos.

Las últimas estimaciones, a excepción del Gobierno y del Banco de España, señalan que el PIB caerá en 2013 entre el 1,3% y el 1,6%, frente al 1,4% que se espera para el año 2012. En el 2014 se estima un crecimiento entre el 0,3% y el 1%.

La financiación conseguida del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) por importe de 100 millones de euros para la reestructuración y capitalización de los bancos, se espera que tenga un impacto positivo sobre la estabilidad del sector financiero de España. Sin embargo, en el corto plazo, el crédito no fluirá a la economía real hasta que los bancos hayan completado su proceso de saneamiento. Esta situación mantendrá el nivel de restricciones financieras que estamos sufriendo y contribuirá negativamente al consumo privado y la inversión. La falta de financiación podría comenzar a mejorar muy tenuemente al final del año 2013, a medida que avance el proceso de saneamiento bancario.

(Para acceder a tablas y gráficos pinche aquí).

La demanda nacional

La demanda nacional continuará siendo el gran lastre del crecimiento de la economía española en 2013, acentuando su contribución negativa en la caída del PIB. Los componentes de la demanda nacional que más significativamente van a explicar su negativa evolución son:

–         El consumo de los hogares empeorara su contracción a lo largo de 2013 por el continuo aumento del desempleo, la disminución de la renta de los hogares debido a una caída en la remuneración de los empleados y un aumento de los impuestos sobre la renta, por el aumento de la inflación, las restricciones crediticias y el proceso de reducción del endeudamiento de las familias. Para el 2014 se prevé una estabilización de la tendencia bajista del consumo de los hogares.

–         El consumo público seguirá reduciéndose significativamente durante el 2013, como consecuencia de los planes de ajuste fiscal de todas las administraciones públicas, para intentar cumplir con los objetivos. En el 2014, el consumo público minorará su fuerte caída. A pesar de todos los enormes esfuerzos realizados, el informe de la Comisión Europea de noviembre de 2012 sobre las perspectivas económicas de España, prevé que el déficit de las administraciones públicas alcance el 6% del PIB en 2013 y para el 2014 del 6,4%, muy lejos de cumplir con los objetivos pactados.

–         La inversión en construcción residencial mantendrá un alto nivel de caída en 2013, continuando con su proceso de ajuste, y para el 2014 se estima una moderación de esta tendencia. Como adelantábamos en los anteriores informes, la absorción de stock se ha movido muy poco a lo largo de 2012, y el reciente repunte en las ventas de viviendas se debe a un adelanto de las compras antes de la entra en vigor en 2013 de la subida del IVA (del 4% al 10%) y el fin de la deducción en el IRPF por la compra de vivienda. La actual situación de elevada tasa de desempleo, la disminución de la renta de los hogares, las restricciones al crédito hipotecario, las nuevas medidas fiscales, etc., aumentará el tiempo de absorción del stock de inmuebles.

Durante el 2012 se ha producido una aceleración en la bajada de precios de la vivienda, acumulando una caída del 36% en términos reales desde el máximo alcanzado en 2007. A corto plazo se espera un recalentamiento de los precios por el efecto de la nueva situación fiscal comentada, pero se prevé para el próximo quinquenio otro ajuste de precios similar al actualmente cumulado. Estas previsiones se basan en el elevado número de inmuebles que acumulan promotores, bancos y particulares y por la presión que ejercerán los bancos sobre el mercado para liquidar el stock.

–         La inversión en otras construcciones continuará cayendo en 2013 por los ajustes del déficit público que obligará a nuevos recortes en la inversión de obra pública.

–         La inversión en bienes de equipo y en otros productos se prevé que descienda dada la desfavorable situación económica, el alto endeudamiento empresarial, el exceso de capacidad productiva, la dificultad de acceso al crédito y la baja confianza empresarial. Las inversión que más se van a realizar son las destinadas a la renovación o sustitución de bienes de equipo.

La demanda externa

La demanda externa continuará siendo el motor de la economía española, contribuyendo a frenar la caída del PIB.

–         Se estima una intensificación de la tendencia alcista de las exportaciones, tanto para el 2013 como para el 2014, debido a una actividad mundial más favorable y a la mejora de la competitividad en precios.

–         En el 2013, las importaciones seguirán reduciéndose, pero a menor ritmo, como consecuencia de la debilidad de la demanda interna, y en el 2014 se espera un leve incremento por el mejor comportamiento de la demanda nacional. Esta situación nos llevará a reducir nuestro saldo neto exterior y su aportación positiva al crecimiento de la economía.

Empleo y paro

La evolución del empleo seguirá su sangrante trayectoria de destrucción, tanto en el sector privado como en el público, alcanzando una tasa del 27% de la población activa a lo largo de 2013 y 2014.

Se moderará la tendencia positiva de la productividad en 2013 y los costes laborales unitarios seguirán reduciéndose en ambos ejercicios.

(Para acceder a tablas y gráficos pinche aquí).

Precios

Se estima que la inflación anual del IPC en 2012 sea del 2,9%, y para el 2013 y 2014 se proyecta una gradual desaceleración, alcanzando en el promedio anual valores en torno al 2,4% y 1,5% respectivamente.

(Para acceder a tablas y gráficos pinche aquí).

¿Hablamos?

Santiago Moreno

Director General. Confinem

Un comentario para “Perspectivas de la economía de España 2013-14. Enero de 2013”

Deja un comentario

Confinem