¿Por qué mejorar la conciliación laboral y familiar?

Flexibilidad horaria de los trabajadoresLas medidas de conciliación de la vida laboral y personal permiten atraer y retener el talento con un menor coste. Además, estas iniciativas para combinar adecuadamente la actividad laboral con la personal disminuyen el absentismo, aumentan la satisfacción y la motivación de los trabajadores y, a su vez, mejoran la imagen de la empresa.

Permítanme empezar el presente artículo con una cuestión: la empresa A, ubicada en la periferia de la ciudad, tiene un horario de trabajo de 9 a 14 horas y de 17 a 20 horas. La empresa B pertenece a su mismo sector y está situada a su lado, pero permite un horario flexible. Ambas precisan cubrir un mismo puesto de trabajo, para el que ofrecen la retribución mínima que permite el convenio colectivo. ¿Qué empresa captará al mejor candidato?

Un plan de conciliación laboral es un conjunto de medidas destinadas a facilitar la compatibilidad de la vida laboral con la vida personal de los trabajadores, comprendiendo la vida personal tanto la familiar, como el tiempo dedicado al ocio. Muchas de estas medidas forman parte de la retribución no financiera, es decir, aquella que compensa a los trabajadores sin representar ningún coste para la empresa más allá de su gestión.

Aunque avanzamos hacia una sociedad igualitaria en lo que al género respecta, aún estamos lejos de la plena igualdad: las mujeres siguen asumiendo una mayor carga familiar (véase el gráfico). Por ello, las mujeres suelen valorar en mayor medida que los varones a las empresas que les facilitan compaginar su vida laboral y personal. No obstante, los varones también tienen familia y tiempo de ocio, por lo que igualmente prefieren trabajar en empresas en las que se promueva la conciliación.

Personas que realizan las tareas del hogar a lo largo del día

Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Encuesta de Empleo del Tiempo 4/2007

Las empresas con escasas medidas conciliatorias dificultan la incorporación de los mejores trabajadores y, en particular, de la mitad del mercado laboral: las mujeres. La consecuencia es que se ven forzadas a comprar el talento más caro. Así mismo, las trabajadoras (y, en menor medida, los trabajadores) con mayor empleabilidad pasan con cierta frecuencia de empresas sin conciliación a compañías con buenas políticas conciliadoras. Sin embargo, lo contrario rara vez sucede, salvo que la empresa que capte ofrezca una diferencia de compensación sustancial.

Una primera medida conciliadora son unos horarios racionales. Una pausa larga a mediodía obliga a salir excesivamente tarde del trabajo y perjudica la vida familiar y personal de los empleados. Además, si la empresa se encuentra lejos de las residencias de los trabajadores, es difícil que puedan ir a casa para comer.

Algunas actividades permiten un horario flexible. Consiste en que cada empleado elige a qué hora entra y sale de la empresa, a menudo dentro de unos límites. Permite una mayor flexibilidad para ambas partes, ya que los trabajadores tienden a trabajar más horas en periodos puntas y a disfrutar de más tiempo libre en periodos valle. Entre otras ventajas, disminuye la tasa de absentismo, pues vicisitudes como las visitas al médico dejan de ser un problema y desaparecen los motivos para inventarse excusas para atender necesidades personales. Por último, suele producirse un ahorro en horas extraordinarias y aumentar la productividad.

El horario flexible puede implicar un control adicional de las horas que trabaja cada cual. Pero este problema desaparece si cambiamos nuestra mentalidad de trabajar por horas a trabajar (y remunerar) por objetivos.

Hemos comentado algunas de las medidas que fomentan la conciliación de la actividad familiar con la laboral. Pero existen muchas más. Los servicios de recursos humanos de la consultoría de empresas Confinem pueden ayudarle a realizar un plan de conciliación que atraiga y retenga a los trabajadores con un menor coste y que aumente la satisfacción de los empleados y la productividad.

 ¿Hablamos?

 Eduardo Colomer

Consultor de Recursos Humanos de Confinem

Deja un comentario

Confinem