Problemas de acceso de las pymes a la financiación y recomendaciones para ayudar a salvarlos (II)

FinanciaciónAunque es difícil que las pymes y emprendedores obtengan financiación externa, no es imposible conseguirla. Ante esta dificultad, vamos a exponer unas recomendaciones que pretenden ayudar a decidir si es conveniente solicitar financiación y de qué forma hacerlo para conseguirla.

En el anterior artículo analizamos las causas de los problemas de acceso a la financiación externa que padecen las pymes, tanto los problemas internos de las empresas como los de su entorno, y en este pasamos a exponer una serie de consejos para ayudarles a salvarlos.

1. Ser realista

Es esencial ser realista para valorar objetivamente si el negocio tiene un futuro exitoso o es sólo una ilusión, es decir, conocer su viabilidad económica y financiera. Esta información es necesaria para decidir, tanto el empresario como emprendedor, si deben seguir con su negocio o con la idea de emprender uno nuevo, de qué forma hacerlo o, por el contrario, abandonar en el empeño.

No se debe pedir financiación sin conocer la viabilidad del negocio, ya que posiblemente conduzca a agudizar sus problemas. Como dice el refrán “más vale perder que más perder”.

Además, esta información es necesaria para demostrar a la entidad financiera que conocemos perfectamente nuestro negocio y convencerles para que apuesten por él y nos concedan la financiación solicitada. En concreto, esta información consiste en:

– Conocer la viabilidad económica de su negocio: punto muerto, ventas estimadas, coste por unidad, precio de venta al público, margen bruto, resultados netos, estructura de costes fijos y variables, rentabilidad económica…

– Conocer las necesidades reales de financiación a corto y largo plazo, mediante el plan de inversión de inmovilizado (maquinaria, instalaciones, vehículos…) y el de circulante (existencias, clientes…).

– Conocer la capacidad de endeudamiento, es decir, la capacidad que tenemos para atender adecuadamente nuestros compromisos de pagos financieros.

2. Honestidad y transparencia.

Las entidades financieras tienen acceso a muchas fuentes de información, si le cogen en una mentira perderá su credibilidad y difícilmente obtendrá financiación. Una cosa es contarlo todo, y otra muy distinta mentir u ocultar datos relevantes que puedan conocer.

3. Garantías.

Hoy día es difícil conseguir financiación externa sin garantías. Debe saber el valor de su patrimonio, el porcentaje que cubre sobre las necesidades de financiación y la cantidad con la que está dispuesto a garantizar. Así mismo, hay que saber si pude contar con alguna persona o entidad que le pueda avalar.

4. Vender la viabilidad futura del negocio.

El pasado es importante para que conozcan su comportamiento, pero el crédito se ha de pagar en el futuro, y ahí la importancia de las expectativas y las previsiones de su negocio o idea. Ninguna entidad financiera nos concederá financiación si no tienen seguro el retorno de su inversión.

– Las entidades financieras quieren estar seguras de que conoce perfectamente su negocio y que pude describirlo. Debe demostrar capacidad de comunicación y saber trasmitir confianza y seguridad.

– Redactar un buen y breve resumen ejecutivo (no más de 5 páginas), es una poderosa herramienta de venta. El documento debe reflejar resumidamente la viabilidad y coherencia de su plan de negocio.

– Debe dar una muy buena impresión de equipo profesional. Una idea por sí sola no vale nada, ya que “lo que vale es la capacidad de ejecución”. El equipo puede ser solo interno o combinado con equipo externo (consultorías especializadas)

5- Mejorar la gestión de las relaciones bancarias.

– No trabaje nunca con una sola entidad financiera, como mínimo con dos. Las entidades no son todas iguales, ni tienen los mismos criterios, ni siquiera son iguales dos sucursales entre sí. Tampoco es bueno trabajar con muchas por que resta capacidad de negociación.

– Analice los factores principales para decidir con qué entidades financieras se debe trabajar.

– Estudie los productos y servicios que pueden ofrecerle las distintas entidades financieras.

– Analice qué productos financieros son los más adecuados para cubrir nuestras necesidades financieras.

– Es muy importante negociar con aquella persona de la entidad financiera que tenga poder para hacerlo, es decir, contar con el interlocutor adecuado que pueda decidir.

– Es fundamental negociar siempre con tiempo suficiente, ya que las prisas se pagan muy caras.

Las entidades financieras, a la hora de seleccionar a quién conceder o no la financiación solicitada, se fijaran de si la empresa tiene un plan de negocio y de que este lo consideren viable y coherente. Es decir, lo importante no es presentar un plan de negocio, si no que este se adecue a la realidad, para poder valorar el riesgo de impago.

En Confinem, como consultores especializados, ponemos a su disposición nuestros conocimientos y experiencia para ayudarle a solucionar sus problemas de financiación.

¿Hablamos?

 Santiago Moreno

Director General. Confinem

Un comentario para “Problemas de acceso de las pymes a la financiación y recomendaciones para ayudar a salvarlos (II)”

Deja un comentario

Confinem