¿Pueden los socios ser responsables de las deudas de la sociedad?

JurídicoUna de los principios básicos de las sociedades mercantiles de capital, es que el patrimonio de la sociedad y el de los socios están separados. Ello supone que los socios no responden por las deudas más que con el capital que han aportado ¿Pero es posible que los socios puedan responder con su patrimonio personal por deudas de la sociedad? Y si la respuesta es positiva, ¿en qué situaciones?

La cuestión del que el socio pueda responder por las deudas de la sociedad tiene interés no solo para él que puede creerse inmune frente a reclamaciones de acreedores de la sociedad, sino también para los acreedores que pueden tener una oportunidad de cobrar una deuda que daban por perdida. A continuación, levantamos el velo de las sociedades.

¿Qué es la doctrina del levantamiento del velo?

Las sociedades de capital tienen como eje el hecho de que los socios aportan un capital a la sociedad en el momento de su constitución y desde entonces éstas adquieren personalidad jurídica propia. El hecho de tener personalidad jurídica propia lleva a que tengan un patrimonio propio y sea sujetos de derechos y obligaciones. Todo ello, con total independencia del patrimonio de los socios y sin que el socio quede vinculado por los derechos u obligaciones de la sociedad.

El hecho de que una sociedad de capital tenga personalidad jurídica propia, su patrimonio separado del de los socios y, por tanto, las obligaciones de la sociedad no afecten al socio, no debiendo de responder éste por las deudas de la sociedad, puede ser utilizado de forma torticera, con fines abusivos y fraudulentos, por algunas personas. Es evidente que el ordenamiento jurídico ha de responder ante estas cuestiones.

Para prevenir tales abusos, la jurisprudencia adoptó la doctrina conocida como “levantamiento del velo”. Así pues, el Juez podía descorrer el velo que separa los patrimonios de la sociedad y el socio, cuando la sociedad no es más que una mera fachada para ocultar intenciones fraudulentas o abusivas. Esta doctrina ha ido evolucionando y, en la actualidad, ya no se requiere que haya una intención fraudulenta o abusiva, basta que los socios tengan o puedan tener un conocimiento tanto de del perjuicio causado, como del incumplimiento de sus propias responsabilidades, para que se estime que debe levantarse el velo.

¿En qué situaciones se suele aplicar el levantamiento del velo?

Como no existe ningún precepto legal que establezca en qué casos procede el levantamiento del velo, ha sido la jurisprudencia del Tribunal Supremo la que ha ido aplicando esta doctrina caso por caso. Así pues, no hay un número de supuestos tasados en los que se pueda aplicar. No obstante, algunos autores han ido recopilando la jurisprudencia y han podido establecer que se aplica en cuatro grandes supuestos:

a) Los casos en que se confunden las identidades o esferas patrimoniales, básicamente sociedades unipersonales (con un socio único).

b) Los casos en que se controla o dirige de hecho la sociedad desde fuera, generalmente casos de grupos de sociedades.

c) Los casos en que los socios no capitalizan debidamente la empresa.

d) Los casos en que se abusa de la personalidad jurídica o en fraude de ley o para incumplir con las obligaciones, casos que comúnmente se conoce como sociedades pantalla.

La aplicación de la doctrina del levantamiento del velo produce un conflicto entre los conceptos de justicia y seguridad jurídica, es por ello que se considera que debe aplicarse de forma excepciona y restringida. No obstante, esta doctrina abre una ventana más de posibilidades para que los acreedores puedan ver satisfechos sus créditos, en aquellos casos en que se utilice a las sociedades de capital con fines fraudulentos o abusivos.

Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica, le ofrecemos el mejor asesoramiento en derecho societario, para que usted pueda ejercer de la mejor forma sus derechos tanto si es socio de una sociedad de capital en la que se le pueda derivar responsabilidad, como si es acreedor de una sociedad pantalla.

¿Hablamos?

Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

Deja un comentario

Confinem