¿Qué hay que saber de un contrato de distribución comercial?

Contrato_distribucion_comercialHace unos meses tratamos en un artículo qué ventajas o inconvenientes tenía para una pyme el tener un agente comercial o un representante de comercio. Pero este no es la única forma en que una pyme pueda llegar a nuevos mercados o de establecer relaciones de cooperación entre pymes. Uno de los contratos más interesantes para una pyme puede ser el contrato de distribución comercial, ya sea en la faceta de distribuidor o cómo empresa que produce y pretende acceder a nuevos mercados.

¿En qué consiste un contrato de distribución?

El contrato de distribución es uno de los denominados contratos atípicos, esto significa que en nuestro ordenamiento jurídico no se encuentra regulado (no aparece en el Código Civil, ni de Comercio ni en ninguna ley especial, como el contrato de agencia, por ejemplo, que vimos en este artículo). Es un contrato, por tanto, que se configura por la práctica, por los usos y costumbres mercantiles, y que se ha ido modelando por la jurisprudencia. Por tanto, ante un contrato de distribución es esencial que haya un contrato escrito, que esté bien redactado y que se recojan claramente los aspectos fundamentales de dicho contrato.

El contrato de distribución se define como aquel contrato por el que un profesional o empresario independiente (el distribuidor) pone su estructura y red comercial a disposición de otro empresario o fabricante (el empresario) para distribuir, durante un plazo de tiempo –determinado o indefinido- en un territorio específico, y bajo determinadas condiciones, los productos que éste le provee.

Este contrato presenta grandes diferencias con el contrato de agencia que ya vimos. Así, en el contrato de agencia, el agente –a diferencia del distribuidor-, realiza los contratos por cuenta del empresario, mientras que el distribuidor los realiza por su propia cuenta. Para ello, el distribuidor compra las mercancías al empresario, mientras que el agente es un mero intermediario. El distribuidor revende las mercancías, mientras que el agente concluye los acuerdos por cuenta del empresario principal. Así, el distribuidor obtiene el beneficio del margen entre el precio de adquisición de los bienes y el precio de reventa, mientras que el agente la remuneración puede consistir en una cantidad fija, en una comisión o en una combinación de ambas.

Otra de las características de estos contratos es que son contratos intuitu personae o basados en la confianza, aunque no sean personalísimos (es decir o los realiza una persona determinada o no los puede realizar nadie), y la confianza viene dada por la capacidad técnica, la infraestructura, la capacidad financiera, etc., que tenga el distribuidor.

En estos contratos puede haber también la mayor parte de las veces una cesión de derechos sobre bienes inmateriales (marcas, rótulos, logotipos, know how, etc.).

¿Qué se debe tener en cuenta al realizar un contrato de distribución?

Como hemos dicho, los contratos de distribución no están regulados legalmente, por tanto, será básico que el contrato sea escrito, y que se recojan bien los acuerdos. Obviamente, para una pyme no es lo mismo si quiere ser distribuidor de otro productor, o por el contrario ella es el productor y pretende expandirse, dependiendo de en qué situación se encuentre deberá incidir en unos u otros aspectos del contrato para salvaguardar sus intereses. En este caso dependerá mucho de la negociación con la otra parte para el enfoque que se dé a los diferentes aspectos del contrato, a las obligaciones y derechos que se establezcan y, fundamental, que dichas obligaciones y derechos se recojan fielmente en el mismo.

Un contrato de distribución debe reflejar, además de los habituales de identificación de las partes, del objeto o productos, forma de pago, etc.) los siguientes aspectos:

a. Las obligaciones de las partes incidiendo en aquellos aspectos que se quieran establecer especialmente, tales como:

1. del distribuidor

1.1. pagar los productos adquiridos del empresario en los términos y de acuerdo con los medios de pago pactados. Establecimiento de garantías;

1.2. en su caso, cumplir con las obligaciones de compra mínima pactadas;

1.3. en su caso, informar al empresario sobre los defectos del producto o la vulneración de sus marcas en el territorio de su competencia;

1.4. contribuir a los gastos de publicidad de la marca del empresario; y, entre otras;

1.5. deber de confidencialidad.

2. del empresario

2.1. entregar los productos en las condiciones y plazos pactados;

2.2. facilitar al distribuidor muestras del producto, garantías, asistencia técnica, etc.;

2.3. licenciar el uso de las marcas comerciales; y, entre otras,

2.4. instruir al distribuidor sobre las formas de comercialización y la publicidad de su producto.

b. El territorio para el que pacta la distribución y si la distribución es en exclusiva o no.

c. Precio de los productos, sin que sea posible establecer un precio máximo al distribuidor para la venta final.

d. Volumen mínimo de compra, se puede pactar un volumen mínimo de compra por parte del distribuidor, así como establecer penalidades por su cumplimiento, o rappels en caso de llegar a objetivos.

e. Protección de la propiedad industrial y/o intelectual del empresario.

f. Duración del contrato, si es indefinido o temporal, prórrogas, etc.

g. Formas de terminación del contrato, y las consecuencias.

h. Si es internacional, es decir, el distribuidor y el empresario fabricante son de diferentes países, conviene establecer tanto la Ley aplicable como los Tribunales competentes para conocer de los conflictos que surjan a raíz del contrato.

Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica le asesoramos en todos los temas relativos a los contratos mercantiles, entre los que se incluyen los de distribución, y en este caso tanto si usted es la empresa que fabrica productos y quiere nuevos mercados, como si quiere distribuir productos de otra empresa en la Comunidad Valenciana y/o en toda España.

¿Hablamos?

Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

Deja un comentario

Confinem