¿Qué información debe llevar la etiqueta de un alimento?

Etiquetado_10La legislación alimentaria está en constante evolución, siempre con el fin de proteger la salud del consumidor y proporcionarle la mayor cantidad posible de información. A partir del 13 de diciembre será aplicable el nuevo Reglamento (UE) nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor.

Este Reglamento es muy interesante para los consumidores, pues le informa sobre qué datos deben figurar en la etiqueta de cualquier alimento, y es aplicable en toda la Unión Europea, para que cualquier proveedor o fabricante de cualquiera de los Estados Miembros incluya en la etiqueta los mismos datos que el resto.

¿Qué menciones es obligatorio que se indiquen en cualquier etiqueta?

1. La denominación del alimento

2. La lista de ingredientes

3. Todo ingrediente o coadyuvante tecnológico de la lista de sustancias que causan alergias o intolerancias

4. La cantidad de determinados ingredientes o categorías de ingredientes

4. La cantidad neta del alimento

6. La fecha de duración mínima o la fecha de caducidad

7. Las condiciones especiales de conservación y/o de utilización

8. Los datos del operador de la empresa alimentaria

9. El país de origen o lugar de procedencia

10. El modo de empleo en caso de que, en ausencia de esta información, fuera difícil hacer un uso adecuado

11.El grado alcohólico volumétrico adquirido en las bebidas con más de un 1´2% en volumen de alcohol

12.La información nutricional

 Vamos a centrarnos en los puntos 3 y 12, que son los más actuales.

El punto 3, hace referencia a las sustancias que se considera causan alergias o intolerancias. Es importante mencionarlas porque cada vez son más los consumidores que presentan algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria, y porque a partir del 13 de diciembre, dichas sustancias deberán destacar en el etiquetado mediante un tipo de letra, estilo o color de fondo que las diferencie del resto de ingredientes. Hay muchas empresas que ya han aplicado esta norma, y ya lo indican en su etiquetado.

 ¿Y cuáles son las sustancias o productos que causan alergias o intolerancias?

1. Cereales que contengan gluten, como el trigo, el centeno, la cebada, o la avena, o sus variedades híbridas y productos derivados.

2. Crustáceos y productos a base de crustáceos.

3. Huevos y productos a base de huevo.

4. Pescados y productos a base de pescado.

5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.

6. Soja y productos a base de soja.

7. Leche y sus derivados (incluida la lactosa).

8. Frutos de cáscara: almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfóncigos, nueces macadamia o nueces de Australia y productos derivados.

9. Apio y productos derivados.

10. Mostaza y productos derivados.

11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.

12. Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro.

13. Altramuces y productos a base de altramuces.

14. Moluscos y productos a base de moluscos.

Hay que tener en cuenta que hay algunas excepciones respecto a estas sustancias, como cuando algunas de ellas se usan para hacer destilados alcohólicos, o el caso de las gelatinas de pescado, o los aceites de semilla de soja totalmente refinados, entre otras.

 El punto 12, relativo a la información nutricional, también debe tenerse en cuenta, aunque su inclusión en la etiqueta no será obligatoria hasta el 13 de diciembre de 2016. A pesar de ello, ya son muchas las empresas que aportan esta información al consumidor.

¿De qué información nutricional estamos hablando?

Del valor energético y de las cantidades de grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal que componen el alimento.

Estos valores nos van a permitir elegir los alimentos con menos calorías, con menor contenido en “grasas malas” (los ácidos grasos saturados), o con menos azúcares, lo que supone un beneficio directo para nuestra salud.

 Con estos nuevos datos, el consumidor tiene a su alcance, una cantidad de información del alimento cada vez mayor, y esto es una gran ventaja para su salud, pues le permite elegir los productos más adecuados a sus necesidades y su estado sanitario.

 El equipo de consultores del área de Calidad y Seguridad Alimentaria de Confinem, nos ponemos a su disposición para ayudarle a implantar en su pyme la nueva normativa de etiquetado a los alimentos que elabora.

 ¿Hablamos?

Margarita Marín

Consultora de Calidad y Seguridad Alimentaria de Confinem

Un comentario para “¿Qué información debe llevar la etiqueta de un alimento?”

Deja un comentario

Confinem