¿Qué instrumentos de financiación ajena pueden solicitar las pymes? (II) Instrumentos a corto plazo

Herramientas de financiación a corto plazoConocer los instrumentos financieros a corto plazo, sus características y para qué son adecuados ayudará a la pyme a seleccionar los más apropiados a sus necesidades, lo que contribuirá a reducir las tensiones de tesorería, reducir sus costes financieros netos y, en definitiva, mejorar la gestión de tesorería.

En el anterior artículo presentamos los principales instrumentos de financiación ajena a los que puede recurrir la pyme, clasificados en corto y largo plazo, y según la fuente pública y privada que los ofrecen. A partir de ahora elaboraremos una serie de artículos dedicados a explicar brevemente en qué consiste cada uno de los instrumentos financieros expuestos y para qué son adecuados.

Vamos a empezar abordando los instrumentos financieros a corto plazo, que son los que necesita la empresa para financiar las necesidades de liquidez operativas del día a día.

Descuento comercial

El descuento comercial o bancario es un instrumento de financiación bancaria a corto plazo, utilizado principalmente por las empresas para disponer anticipadamente del importe de las ventas realizadas a terceros que aún no han vencido. Mediante este instrumento, una entidad financiera adelanta o anticipa el valor nominal del derecho de cobro menos los gastos de gestión y los intereses que se generen en la operación. La entidad financiera será entonces la encargada de realizar la gestión de los cobros del valor nominal de dicho crédito al cliente de la empresa; si bien, la entidad no asume el riesgo de impago por parte del deudor.

Póliza de crédito

El crédito es una operación financiera en la que se pone a disposición de una empresa una cantidad determinada de dinero, hasta un límite especificado y durante un período de tiempo determinado. La empresa podrá ir realizando disposiciones en función de sus necesidades, y del mismo modo y en función de sus posibilidades, podrá realizar imposiciones que irán reduciendo el saldo dispuesto. La entidad financiera, por permitirnos disponer de ese dinero, cobrará unas comisiones, así como unos intereses sobre el capital utilizado. Llegado el plazo del vencimiento del crédito, podemos devolverlo o solicitar su renovación por el mismo o distinto importe. El propósito del crédito es cubrir los gastos, corrientes o extraordinarios, en momentos puntuales de falta de liquidez.

Factoring

El factoring es un instrumento financiero por el que se consigue que los derechos de cobro generados por las ventas realizadas por la empresa a sus clientes se transmitan a sociedades especializadas (factor), y obtengan un anticipo de fondos sobre los mismos. Pero además, se pueden contratar una serie de servicios de gestión y administración de facturas y saldos con clientes, y la protección del riesgo de impago de los créditos transmitidos, lo que permite optimizar la política de gestión financiera de la empresa.

El factoring puede ser:

a) Con recurso: cuando la empresa mantiene el riesgo comercial de sus cuentas a cobrar, siendo la responsable de gestionar el recobro en caso de impago.

b) Sin recurso: cuando la empresa traspasa todo el riesgo comercial a la entidad de factoring, siendo ésta quien, en caso de impago de las facturas, se hará cargo de la deuda. Este último caso permite a la empresa no incrementar su ratio de endeudamiento ni su riesgo de insolvencia, manteniendo su capacidad de acudir a financiación ajena.

El coste del factoring suele ser más elevado que el del descuento comercial, y sus componentes serán, en un caso, la comisión, que va a depender de los servicios que se contraten (cobertura de riesgo, gestión de cobro, administración de la cartera de clientes, etc.), y en el caso de anticipo de fondos, la comisión y los intereses de financiación de los mismos.

Confirming a proveedores

El confirming es un instrumento financiero mediante el cual la empresa cede a una entidad financiera la gestión de sus obligaciones de pago a proveedores. La entidad financiera, además, permite adelantar a los proveedores el importe de sus facturas al vencimiento pactado con la empresa. Este instrumento permite al proveedor disponer del cobro de la factura de manera anticipada a la fecha de vencimiento del pago pactado sin necesidad de asumir riesgo financiero con entidades financieras, ya que no necesitan disponer de financiación propia para hacer efectivo el cobro anticipado. Así mismo, facilita la gestión de tesorería de la empresa, ya que puede eliminar los trámites administrativos, comerciales y financieros implicados en la gestión de pagos (emisión de efectos, domiciliación de recibos, llamadas telefónicas de proveedores, etc.), y también mejora las condiciones comerciales con éstos, por las ventajas que este instrumento puede ofrecerles.

Tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero que le permite a su titular o usuario disponer de un crédito concedido por una entidad financiera o comercial. Por lo general, se materializa en una tarjeta plástica en forma rectangular que cuenta con una banda magnética. Este instrumento permite hacer compras en los comercios que estén afiliados a la red de pagos de la tarjeta y disponer de dinero desde cajeros automáticos. El usuario asume la obligación de devolver el importe dispuesto y de pagar los intereses, comisiones bancarias y gastos pactados. Existe la posibilidad de saldar toda la deuda o de realizar tan sólo un pago mínimo; en este caso, la deuda pendiente acumula nuevos intereses, de acuerdo a lo estipulado en el contrato

En el próximo artículo explicaremos los instrumentos de financiación a corto plazo adecuados para financiar las exportaciones.

En el área de Finanzas de Confinem ponemos a su disposición nuestros conocimientos y experiencia para ayudarle a solucionar sus problemas de financiación.

¿Hablamos?

 Santiago Moreno

Director General de Confinem

Deja un comentario

Confinem