¿Qué instrumentos de financiación ajena pueden solicitar las pymes? (IV): Instrumentos a largo plazo

Instrumentos de financiación ajena de las pymesConocer los instrumentos financieros a largo plazo ayudará a la pyme a seleccionar los más adecuados a las necesidades de sus inversiones productivas. Conseguirá reducir los costes financieros netos de la empresa, evitará problemas de liquidez y mejorará el equilibrio entre la financiación a corto y largo plazo de la financiación ajena. La adecuada elección de los productos de financiación a largo plazo contribuirá a mantener su proyecto empresarial de forma sostenible.

En artículos anteriores se han expuesto los principales instrumentos de financiación ajena a corto plazo a los que puede recurrir la pyme. Ahora abordaremos los instrumentos financieros a largo plazo, que son los que necesita la empresa para financiar sus proyectos de inversiones productivas o reales, como son: inversiones de renovación de equipos e instalaciones; de expansión para aumentar la capacidad de producción; de innovación para disminuir costes, simplificar el proceso productivo o mejorar el producto; estratégicas, bien para buscar nuevas penetraciones en el mercado (ofensivas) o para mantener la posición en el mercado (defensivas); para mantener el nivel mínimo de stock, etc.

Préstamo personal

El préstamo personal es un instrumento financiero que le permite a la empresa (prestatario) recibir una determinada cantidad de dinero de una entidad de crédito (prestamista), a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, junto con los intereses correspondientes, en el plazo definido en las condiciones estipuladas.

Se denominan personales porque la entidad de crédito suele contar con la garantía de los bienes presentes y futuros del deudor para el recobro de la cantidad prestada. Como la garantía suele ser la solvencia personal, tan sólo suelen pedirse documentos que la acrediten.

El principal coste del préstamo es el tipo de interés, que puede ser fijo, variable o mixto. En el caso del interés variable, irá referenciado normalmente al índice Euribor, al que se le aplicará un diferencial. Además, el préstamo llevará implícito los gastos de formalización y una serie de comisiones: apertura, estudio, amortización anticipada, cancelación anticipada, subrogación, etc.

En operaciones de cierta envergadura, la entidad de crédito puede exigir una serie de condiciones llamadas covenants, que permiten a la entidad asegurarse de que su cliente opera bajo unos determinados criterios de prudencia, como por ejemplo, que no distribuya dividendos durante un periodo de tiempo determinado o que no supere un determinado nivel de endeudamiento.

Préstamo hipotecario

Un préstamo se denomina hipotecario cuando la entidad de crédito cuenta con una garantía especial para el recobro de la cantidad prestada: una hipoteca sobre un inmueble, además de la garantía genérica de los bienes presentes y futuros del deudor. En esta modalidad de préstamo, la cantidad de dinero y el plazo para devolverlo son mucho más elevados que en el préstamo personal.

El coste del préstamo hipotecario, además de los gastos y comisiones citados para los préstamos personales, conllevará gastos de tasación, gastos registrales, gastos de cancelación hipoteca, etc.

Microcréditos

Son micropréstamos concedidos por MicroBank, que es un banco del grupo La Caixa. Es el único banco en España especializado en microfinanzas y líder del sector en Europa. Ofrece dos modalidades:

– Microcrédito financiero:

Dirigido a emprendedores y autónomos con rentas anuales inferiores a 60.000 euros y a microempresas (persona jurídica) que tengan menos de 10 empleados y con una facturación anual inferior a 500.000 euros. Van destinados a financiar el inicio, la consolidación o la ampliación de un negocio y a atender necesidades de circulante. No requieren garantía real y, para su solicitud, es necesario presentar un plan de empresa, que permitirá a la entidad bancaria analizar la viabilidad del proyecto.

El importe máximo por beneficiario es de 25.000 euros, hasta el 100% del proyecto, y el tipo de interés es fijo durante toda la vida de la operación. Cuenta con un plazo de amortización de hasta 5 años sin carencia o con hasta 6 meses de carencia incluidos, y para el circulante el plazo máximo de amortización llega hasta los dos años.

– Microcrédito social:

Dirigido a emprendedores que, por sus condiciones económicas y sociales, pueden tener dificultades de acceso a la financiación bancaria tradicional y que cuentan con el asesoramiento de una de las entidades colaboradoras de MicroBank. Están destinados a financiar proyectos de autoocupación, pequeños negocios y microempresas. No requieren garantía real. Para su solicitud, se ha de presentar un plan de empresa para analizar la viabilidad del proyecto, así como un informe de viabilidad del proyecto empresarial emitido por una entidad colaboradora de MicroBank.

El Importe máximo por beneficiario es de 25.000 euros, hasta el 95% del proyecto, y el tipo de interés es fijo durante toda la vida de la operación. El plazo de amortización es hasta 5 años sin carencia o con hasta 6 meses de carencia incluidos.

En el área de Finanzas de Confinem ponemos a su disposición nuestros conocimientos y experiencia para ayudarle a solucionar sus problemas de financiación.

¿Hablamos?

Santiago Moreno

Director general de Confinem

Deja un comentario

Confinem