¿Qué puede hacer una pyme si la Administración no le paga?

Impago administraciónA menudo, a pesar de las medidas que cada vez con mayor frecuencia se adopta, las Administraciones no pagan a sus proveedores dentro de los plazos legalmente establecidos. Ello ocasiona grandes trastornos a las pymes que trabajan con las Administraciones, puesto que la morosidad afecta gravemente a su liquidez. ¿Qué puede hacer una pyme entonces? La Ley ofrece procedimientos para que las pymes puedan obligar a las administraciones a cumplir con sus obligaciones. Veámoslos.

¿Cuándo incumple la Administración con la obligación de pago?

La administración está obligada a pagar el precio pactado en el contrato en el plazo de un mes desde que se emitan las certificaciones de obra o documentos que acrediten la entrega y la conformidad con los trabajos. Pero para que se proceda al cobro de intereses, la pyme debe haber presentado la factura a cobro en un plazo de 30 días desde la entrega efectiva o desde la prestación del servicio. La administración está obligada a realizar los certificados de obra o documentos que acrediten la entrega y la conformidad de los trabajos dentro de los 30 días siguientes a la entrega efectiva de los mismos.

Los intereses a los que se tiene derecho por demora son los que estable la Ley de la lucha contra la morosidad en operaciones comerciales, que son bastante elevados, ya que tomando como referencia el tipo del BCE que se publica en el BOE para estos casos, incrementado en 8 puntos. Para el actual semestre sería de 8,05%.

Las pymes, además, en caso de impago y tener un contrato con una duración determinada, tienen derecho a suspender el cumplimiento del contrato si la Administración se demora en más de 4 meses. Si la demora es superior a 6 meses, además, pueden resolver el contrato y tienen derecho al resarcimiento por daños y perjuicios.

¿Qué procedimiento seguir cuando la administración no ha pagado?

Una vez transcurrido el plazo de 30 días para que la administración pague, si no lo ha hecho, la pyme debe dirigir un escrito a la administración solicitando el pago, y en su caso, los intereses de demora. Una vez presentado este escrito, la administración tiene un mes para contestar, y a partir de aquí tenemos varias opciones:

1. La administración paga.

2. La administración no contesta ni paga. Entonces se considera que la Administración reconoce el derecho de cobro por parte de la pyme, y que esta puede acudir a los tribunales por inactividad de la administración, solicitando una medida cautelar para que la administración pague. La sentencia condenará a la Administración al pago de las costas.

3. La Administración contesta pero no paga. En este caso, habrá que esperar tres meses desde la reclamación, entonces se podrá acudir a los tribunales, también por inactividad de la administración.

Cesión de los derechos de cobro.

Finalmente, resulta interesante también destacar que los derechos de cobro que una pyme pueda tener con la Administración pueden ser transmitidos a terceros. Así, una pyme puede ceder sus derechos de cobro para saldar deudas con otras empresas o para obtener financiación (factoring, líneas de descuento, etc.).

El único requisito para ceder el derecho de cobro es que se notifique fehacientemente a la Administración que se ha realizado dicha cesión. La Administración entonces pagará directamente a la persona, empresa o entidad financiera a la que se le haya cedido el derecho de cobro.

Desde la consultoría de empresas Confinem, y con nuestra experiencia en asesoría jurídica, le ofrecemos el mejor asesoramiento para que pueda hacer efectivo el cobro de las cantidades que la Administración adeude a su pyme.

¿Hablamos?

Óscar Soria

Responsable del área Jurídica de Confinem

Deja un comentario

Confinem