¿Cómo afecta la reforma laboral del 2012 a la Pyme? (I): Las medidas de conciliación y los permisos retribuidos para la formación

Reforma laboralLa reforma laboral de febrero de 2012 destaca por su importancia y su extensión. Estas características han propiciado multitud de artículos, comentarios y opiniones que hacen difícil su comprensión por el empresario de PYMEs. Con este artículo comenzaremos una serie con aquellos aspectos que interesan significativamente a los empresarios de la micro y pequeña empresa, con el fin de facilitar su toma de decisiones en materia laboral. En este caso hablaremos de las medidas de conciliación y los permisos retribuidos para la formación.

Se prevé que durante la tramitación parlamentaria se modifique el presente Real Decreto-Ley 3/2012. Por ello habrá que estar atentos al borrador de la ley por si conviene que el empresario ejecute determinadas decisiones antes de su publicación.

En cuanto a las medidas de conciliación y los permisos retribuidos para la formación, los cambios más destacados son:

1. Las medidas de conciliación:

Los trabajadores enfermos durante sus vacaciones podrán disfrutarlas cuando se reincorporen, aunque haya finalizado el año natural.

El permiso de lactancia podrá ser solicitado indistintamente por cualquiera de los dos progenitores; si bien solo podrá ser disfrutado por uno de ellos cuando ambos trabajen. Con esta nueva redacción el padre podrá pedir el permiso aunque la madre no trabaje.

La reducción de jornada por guarda legal será diaria. Los convenios colectivos podrán regularla.

Desaparece la bonificación establecida para las mujeres que se reincorporan en los 24 meses siguientes al parto. Esta bonificación de 100 euros mensuales durante cuatro años suponía un ahorro de 4.800 euros.

2. Los permisos retribuidos para la formación:

Se mantiene la preferencia a elegir turno de trabajo por estudios y el derecho a la adaptación de la jornada para asistir a cursos de formación profesional, así como los permisos para asistir a examen y a cursos de perfeccionamiento profesional.

Se añaden dos nuevos derechos en el artículo 23 del Estatuto de los Trabajadores:

1)    A partir del año de antigüedad, todos los trabajadores disponen de un permiso retributivo de 20 horas anuales de formación vinculada al puesto de trabajo. Se puede acumular por periodos de hasta 3 años.

2)    Cuando se modifique el puesto de trabajo:

– Los trabajadores tendrán derecho a la formación necesaria para su adaptación.

– El tiempo que dediquen los trabajadores a esta formación se considerará tiempo efectivo de trabajo.

– La empresa abonará esta formación, si bien puede recuperar su importe con cargo a la Fundación Tripartita. En este sentido, recordemos que cada empresa dispone de un crédito anual para formación calculado a partir de un porcentaje (que varía según el número de trabajadores) de su cotización a la seguridad social; en el caso de que la empresa tenga menos de 6 trabajadores, el crédito es de 420 euros anuales.

¿Hablamos?

Eduardo Colomer

Consultor de Recursos Humanos. Confinem

Deja un comentario

Confinem