¿Cómo afecta la reforma laboral del 2012 a la Pyme? (III): Otros contratos

contratos reforma laboralEn el último artículo sobre la reforma laboral analizamos el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores. Continuamos informando sobre el resto de contenido relativo a contratación.

Tipos de contratación y bonificaciones.

El contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores.

El contrato para la formación y el aprendizaje.

El contrato a tiempo parcial.

El contrato de trabajo a distancia.

La concatenación de contratos temporales.

Bonificaciones por transformación de determinados contratos temporales en indefinidos.

El contrato para la formación y el aprendizaje.

El contrato para la formación y el aprendizaje, regulado en el artículo 2.Dos y 3 del R.D. 3/2012, puede formalizarse con personas “que carezcan de cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo requerida para concertar un contrato en prácticas”.

El trabajador deberá recibir la formación inherente al puesto de trabajo para el que se contrata en un centro formativo reconocido por el Sistema Nacional de Empleo o en la propia empresa, si dispone de instalaciones y personal adecuados para acreditar la competencia o cualificación personal requerida.

Los cambios más destacables que introduce la reforma laboral son los siguientes:

– Se puede concertar con menores de 30 años mientras la tasa nacional de desempleo sea del 15% o superior. Posteriormente, solo podrá concertarse con menores de 25 años. Para los discapacitados, continúa sin limitarse la edad.

– La duración máxima pasa a ser de 3 años, si bien el convenio colectivo aplicable puede reducirla. Situaciones como la Incapacidad Temporal o la p/maternidad interrumpen el cómputo de duración del contrato.

– Cabe contratar al mismo trabajador bajo esta modalidad para actividades o puestos diferentes.

– La jornada de trabajo efectivo no puede ser superior al 75% el primer año ni al 85% durante el resto del contrato. El resto de la jornada debe dedicarse a la formación.

– La retribución se fija en el convenio colectivo. En ningún caso puede ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional en proporción al tiempo efectivo de trabajo.

– La cobertura social comprende todas las contingencias.

– Las empresas de menos de 250 trabajadores que celebren contratos para la formación y el aprendizaje con personas desempleadas inscritas en la oficina de empleo están exentas de cotización a la seguridad social; el resto de empresas disfrutarán de una reducción del 75% en las cuotas empresariales a la seguridad social. Además, estos trabajadores están exentos de cotización.

– Por transformar en indefinido los contratos para la formación y el aprendizaje las empresas podrán reducir su cuota a la seguridad social en 1.500 euros anuales (1.800 si es mujer) durante 3 años.

El contrato a tiempo parcial.

La novedad referente a los contratos a jornada parcial es que se permite las horas extraordinarias (la anterior normativa solo las permitía en casos de fuerza mayor). Recordemos que las horas extraordinarias tienen carácter voluntario para el trabajador (salvo casos de fuerza mayor), salvo que se haya pactado su realización por convenio colectivo o contrato individual.

Las horas complementarias, remunerables al mismo importe que las ordinarias, continúan existiendo.

Como máximo se pueden realizar 80 horas extraordinarias anuales en proporción a la jornada pactada (no computan las de fuerza mayor). La suma de las horas ordinarias, complementarias y extraordinarias no puede alcanzar la jornada a tiempo completo.

El contrato de trabajo a distancia.

La reforma laboral regula con algo más de detalle el trabajo a domicilio, ahora denominado trabajo a distancia. Se considera como tal, cuando la prestación laboral se realiza predominantemente en el domicilio del trabajador o en el lugar que éste elija.

El acuerdo para trabajar a distancia ha de formalizarse por escrito.

Los trabajadores a distancia tienen los mismos derechos que los trabajadores presenciales. En especial, tienen derecho a la retribución mínima fijada para su grupo profesional y funciones. El empresario debe asegurar su acceso efectivo a la formación continua. También tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud, resultando de aplicación en todo caso la normativa preventiva. Por último, pueden ejercer sus derechos de representación colectiva, por lo que deben estar adscritos a un centro de trabajo.

Cuando se produzcan vacantes presenciales, el empleador debe informar a los trabajadores a distancia para posibilitar su movilidad y promoción.

La concatenación de contratos temporales.

Vuelve a prohibirse a partir del 1 de enero de 2013 la concatenación de contratos temporales establecida en el artículo 15.5 del Estatuto de los Trabajadores.

Recordemos que según el mencionado artículo, los trabajadores adquieren la condición de fijos si formalizan varios contratos temporales en la empresa (o grupo de empresas) durante 24 de los últimos 30 meses. No cuentan los contratos de interinidad, formativos y de relevo; así como los celebrados en el marco de programas públicos de empleo-formación y algunos utilizados por empresas de inserción

Bonificaciones por transformación de contratos en prácticas, de relevo y de sustitución en indefinidos.

Las empresas de menos de 50 trabajadores tienen derecho a una bonificación durante 3 años de 500 euros anuales para los varones y 700 para las mujeres por transformar en indefinidos los contratos en prácticas, de relevo y de sustitución por anticipación de la edad de jubilación.

¿Hablamos?

Eduardo Colomer

Consultor de Recursos Humanos de Confinem

Deja un comentario

Confinem