Cómo alcanzar los objetivos de la empresa a través del sistema retributivo (III): la retribución por competencias

CompetenciasLa gestión por competencias se centra en qué deben hacer los empleados para conseguir su éxito y el de la empresa. Mediante un sistema retributivo basado en las competencias, la empresa comunica qué comportamientos espera de sus trabajadores y recompensa a aquellos que adquieren las competencias adecuadas para lograr los fines de la empresa.

La retribución por competencias cumple los propósitos que debe perseguir un sistema retributivo, señalados en el primer artículo de la serie dedicada a retribución: ayudar a conseguir los objetivos corporativos, compensar a cada persona en función de su contribución a los resultados corporativos y retener a las personas más válidas.

La retribución por objetivos es un sistema salarial basado en el cumplimiento de objetivos individuales y grupales, sin importar demasiado cómo se consiguen los resultados (basta con que se respeten los valores de la empresa). Por el contrario, en el modelo de retribución por competencias la empresa se centra en el cómo, es decir, en los comportamientos que han de tener sus profesionales para obtener los objetivos.

Ambos modelos no son incompatibles. Un mismo sistema retributivo puede valorar competencias y objetivos.

Denominamos competencias a aquellas conductas o acciones observables que requieren conocimientos, habilidades y actitudes que permiten llevar a cabo de manera eficaz una actividad.

El modelo de retribución por competencias se basa en un principio: si la empresa cuenta con personas que tienen las competencias oportunas, desempeñarán su labor adecuadamente. El planteamiento del modelo por competencias significa determinar qué comportamientos tiene que poner en marcha un trabajador para conseguir los objetivos.

Por consiguiente, las competencias claves para el futuro de una empresa pueden ser identificadas y adquiridas. La selección de personal y el desarrollo juegan un papel fundamental para que la empresa adquiera las competencias una vez definidas.

En el sistema de retribución por competencias evaluaremos solo las esenciales para el éxito de la empresa y del individuo, es decir, aquellas que son estratégicas y están alineadas con las metas específicas de la empresa o unidad. No deberíamos superar las 6 u 8 competencias.

Desde el área de RRHH de Confinem nos ponemos a su disposición para asesorarle en el diseño del sistema retributivo que mejor se adapte a sus necesidades y colaborar en su implantación para que resulte sencilla, práctica y eficiente.

¿Hablamos?

 Eduardo Colomer

Consultor de Recursos Humanos. Confinem

Deja un comentario

Confinem