Sistemas de Gestión de Calidad y Seguridad Alimentaria en tiempos de crisis (I)

Las últimas décadas del siglo XX y la primera del siglo XXI han estado marcadas en el sector de la alimentación por la aparición de numerosa normativa tanto legales (reglamentos europeos, reales decretos, decretos autonómicos, etc.) como voluntarias (ISO, GLOBALGAP, BRC, IFS, etc.) que han llevado a las empresas y operadores alimentarios a adaptarse a dicha normativa; bien por imperativo legal o por exigencias del mercado. Pero ¿cuáles son necesarias para mi ermpresa?

Desde el punto de vista legislativo la normativa ha ido variando en aras de la protección de la salud pública y de la seguridad alimentaria, ya que los casos de alertas alimentarias no dejan de sucederse desde hace tiempo. Por citar algún ejemplo: caso del aceite de colza en 1981 en España, enfermedad de las vacas locas en 1987 en el Reino Unido, caso Coca-cola en Bélgica, intoxicaciones por presencia de fungicidas en los palets y de CO2 en las botellas, dioxinas en el pollo belga en 1999 o más recientemente en Alemania.

Actualmente, la norma legal de referencia para garantizar la seguridad alimentaria es el Reglamento (CE) Nº 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios que establece la obligatoriedad de mantener un Sistema de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico) en todas las empresas alimentarias desde la producción hasta la venta, pasando por el almacenamiento y el transporte.

El cumplimiento de la ley implantando y manteniendo un sistema de APPCC puede parecer a priori un gasto inevitable más para las empresas y del que, en principio, no se obtiene ningún beneficio; pero esto no es exactamente así y en Confinem se lo vamos a demostrar ya que le ayudamos a implantar y mantener el sistema para que ahorre y mejore sus resultados empresariales.

 Carmen Monterde

Área de Calidad y Seguridad Alimentaria Confinem

 

Deja un comentario

Confinem
Twitter