Subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos

El 10 de mayo de 2011, se publicó el Real Decreto 648/2011, de 9 de mayo, por el que se regula la concesión directa de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos durante 2011, en el marco del Plan de acción 2010-2012 del Plan integral de impulso al vehículo eléctrico en España 2010-2014 (BOE).

Así pues, tras la reducción del límite genérico de velocidad analizada brillantemente por nuestro Responsable de Seguridad y Salud Laboral en Confinem, nos encontramos con este texto legal que pretende crear nuevas oportunidades para el sector industrial automovilístico, favoreciendo el mercado al que va destinado dichos vehículos.

En concreto, el legislador promociona el sector de constructores de automóviles, componentes, electrónica y tecnologías de la información y las comunicaciones, fomentando el desarrollo del vehículo eléctrico; hecho que contribuirá, según éste, al desarrollo de nuevos negocios como la gestión de cargas y nuevos modelos en lo que se refiere al suministro y uso de las baterías, así como al logro de la reducción de la emisión de los gases de efecto invernadero y de la contaminación local tanto atmosférica como sonora.

Las ayudas se aplicarán para la adquisición y para las operaciones de financiación por leasing financiero y arrendamiento por renting, o leasing operativo de vehículos eléctricos nuevos, matriculados por primera vez en España, y los beneficiarios de las ayudas serán las personas físicas, jurídicas y las Administraciones Públicas.

El tipo de vehículos que se acoge a estas ayudas viene definido por la Directiva 2007/46/CE y engloba:

• Turismos M1, furgonetas N1, motocicletas L3e y L5, así como cuadriciclos ligeros L6e y cuadriciclos pesados L7e, con subvenciones del 25% del precio de venta antes de impuestos, del vehículo completo incluidas sus baterías propulsoras, con cuantías máximas que van desde los 2.000 hasta los 6.000 euros según la autonomía de los vehículos.
• Microbuses M2 y furgones N2 se subvenciona con el 25% referenciado con un máximo de 15.000 euros, límite que se amplia a 30.000 euros para el caso de los autobuses y autocares M3, siempre que la autonomía de todos ellos sea superior a 60 km, ayudas que, incluso pueden verse incrementadas para la renovación o ampliación de flotas, hecho que debería motivar el asesoramiento de los profesionales de Confinem.

¿Hablamos?

Joaquín Maiques
Consultor de Jurídico. Confinem

Deja un comentario

Confinem