¿Web estática o dinámica? Elige la que mejor se adapte a las necesidades de tu negocio

El mercado actual provoca que las pymes hayan incrementado su presencia online para ganar visibilidad y ser más competitivas. En este sentido, la página web empresarial es un elemento clave al que no se puede ni se debe renunciar. Pero ¿qué es mejor una web estática o dinámica? Sigue leyendo y descubre por qué opción has de decantarte teniendo en cuenta tus necesidades.

Todas las páginas webs existentes se dividen en dos grupos: estáticas y dinámicas. Por eso, es importante que conozcamos sus características, ventajas y desventajas… Porque sólo así sabremos qué tipo de sitio cumplirá con los objetivos que a nivel interno pretendemos alcanzar.

Podemos afirmar que la clave está en decidir si queremos que el visitante pueda o no interactuar con nosotros. En este sentido, si sólo necesitamos informarle de nuestros productos o servicios bastará con poner en funcionamiento una web estática. Por el contrario, si lo que queremos es vender, recibir pagos, almacenar estadísticas, etc., necesitamos una web dinámica que, como es lógico, tendrá un coste mayor.

Las características más relevantes de una web estática son las siguientes:

– No tiene movimiento ni funcionalidades.

– Están realizadas en lenguaje XHTML o HTML.

– Cuando se quieren cambiar contenidos, es necesario acceder al servidor donde está alojada la página.

– El proceso de actualización es lento.

– No podemos saber qué es lo que busca el visitante.

Por su parte, una web dinámica presenta las siguientes funcionalidades:

– Infinitas posibilidades de diseño y desarrollo.

– En su construcción se emplean diversos lenguajes y técnicas de programación.

– El visitante puede alterar el diseño, contenidos o presentación de la página a su gusto.

– Su proceso de actualización es muy sencillo.

– Permite muchas funcionalidades como las bases de datos, chats o foros, etc.

– Puede realizarse íntegramente con software de libre distribución.

– Se puede contar con una gran comunidad de programadores que brindan apoyo desinteresado.

Todo esto explica la diferencia de coste entre una web estática y una dinámica. Además, y dentro de las dinámicas, esta diferencia también puede ser notoria si se emplea diseño artístico o animaciones en flash. En cualquier caso, los sitios dinámicos han crecido exponencialmente en los últimos años ya que hacen que el usuario forme parte activa en el negocio.

Pero, si sigues teniendo dudas, nosotros te podemos asesorar ya que analizaremos minuciosamente tu perfil de empresa proponiéndote soluciones a medida. Confía en la experiencia del departamento de comunicación y marketing de Confinem.

¿Hablamos?

Inma Martí y Marta Garrido

Consultoras de Comunicación de Confinem

Deja un comentario

Confinem